Management

¿Ni deliberación, ni enfoque estructurado?

Bartleby (1), columnista de “The Economist” (2), nos recuerda que el ser humano responde a situaciones de dos maneras. En una el enfoque ya estructurado del que alguna vez he escrito; la otra manera es confiar en su estómago y actuar. Lo encuentra importante tanto en la oficina como en la sabana. Bartleby llama a la deliberación reflexiva el sello en el orillo de un entorno de trabajo bien manejado. En esto coincide con la ortodoxia del IGEP. El énfasis en procesos (y sus herramientas que son reuniones, memos, algoritmos, presentaciones) va matando las reacciones instintivas. El rigor mata la espontaneidad.

Sin embargo, la intuición y la emoción pueden dar la solución a situaciones complejas con clientes. Los instintos pueden ser mejorados a través del management “probiótico” (3). Un experimento de 2012 de selección de artículos legítimos de marca mostró que cuanta más experiencia acumulaba un individuo, su intuición descubría con más certeza los artículos que eran copias falsas.

Una de las razones más fuertes para elegir la intuición es que llega a una decisión en forma muy rápida – cuando “time is of the essence” (4). En el trabajo colectivo y estructurado esta modalidad no parece a priori ser la que se debería elegir para conducir la acción de todos. Pero una pregunta súbita descerrajada a un director que parece no estar conectado con la discusión, puede llevarlo a emitir un juicio basado únicamente en intuición y emoción, quizás el mejor aporte que puede ser el miembro.

Un pensamiento surgido de reflejos rápidos, una intuición, pueden ser útiles por el solo hecho de que un cuerpo colectivo como el Directorio sea capaz de tomar una decisión en un tiempo corto. Sin embargo, la sobreabundancia actual de datos lleva a que un enfoque estructurado se tiente con el enésimo pedazo de información y de análisis: se han visto problemas simples ser complejizados hasta el punto de no poder ya ser resueltos de manera fácil y sencilla. El término “verbal overshadowing” captura la situación en que la descripción verbal de una situación impide la formación de recuerdos prácticos y elementos concisos que facilitan su compresión.

Si el uso de la intuición es difícil de aplicar en un contexto ejecutivo, en el Directorio resulta aún más difícil dado que es el reino de la deliberación, como se ve en la primera clase del programa DEP (5). Un tratamiento pausado – la capacidad de sentarse a escuchar, que señalaba Hannah Arendt (6) sobre la democracia – es necesario para decidir las cuestiones importantes. Pero la capacidad de decidir con rapidez puede ser la forma de que la deliberación no se convierta en procastinación.

El arte del presidente del Directorio consiste entonces en determinar cuándo la deliberación se convierte en un obstáculo para la toma de decisión en el horizonte de tiempo que merece la cuestión y que necesita la organización. Cuando un enfoque estructurado alarga la toma de decisión sin aportar sensiblemente a la calidad del input con el que los directores decidirán: ¿cambio de paradigma? ¿abandono de la deliberación y de un enfoque estructurado para tomar decisiones? No, un saludable recordatorio de que el Directorio no es una sociedad de debates sino el órgano responsable por tomar las decisiones que necesita la empresa…

Referencias

  1. Columnista de negocios.
  2. Periódico fundado en Londres por el célebre constitucionalista británico William Bagehot en 1843.
  3. Relacionado con los fermentos lácteos existentes en la entraña, sede de la intuición para la lengua norteamericana.
  4. Traducción libre “el tiempo está en la esencia de la solución” para justificar una toma de decisiones rápidas. 
  5. DEP = director de Empresas Profesional, programa central de la formación del IGEP. 
  6. Filósofa política nacida en Alemania y naturalizada norteamericana, se la considera una de las grandes pensadoras del siglo XX.

 

*Publicada originariamente en la web del Instituto de Gobernanza Empresarial y Pública. 

Sobre el autor

Alejandro Marchionna Faré

Ingeniero Industrial (UCA), MBA (Harvard) y Doctor en Administración (UCEMA). Consultor en estrategia, miembro profesional de Directorios, profesor de postgrado, Chartered Director. Secretario General del Instituto de Gobernanza Empresarial y Pública (IGEP).

Deje su opinión

1 comentario

  • Buenas noches, se relaciona lo que uno aprende durante tantos años con la intuicion? Llamo sabiduria que uno va adquiriendo durante los años de trabajo y en algunas decisiones parece que se toman por intuición y a mi me parece que es la sabiduría adquirida la que toma la decisión, me gustaria saber tu opinion, gracias