Actualidad

El camino hacia el desarrollo sustentable

Francisco Murray
Escrito por Francisco Murray

Sabemos que la forma de hacer negocios cambió y que una economía más humana y sustentable no solamente es posible, sino que además es necesaria y urgente. Una economía cuyo objetivo prioritario sea satisfacer las necesidades de todos los seres humanos. Estamos viviendo tiempos de cambios donde este escenario se está volviendo cada día más real.Sabemos que la forma de hacer negocios cambió y que una economía más humana y sustentable no solamente es posible, sino que además es necesaria y urgente. Una economía cuyo objetivo prioritario sea satisfacer las necesidades de todos los seres humanos. Estamos viviendo tiempos de cambios donde este escenario se está volviendo cada día más real.

¿Qué sentido tiene una economía que crece financieramente y que por su misma naturaleza genera desigualdad creciente, acaba el agua y otros recursos de la Tierra, profundiza el individualismo y la exclusión de miles de personas? ¿Qué pasaría si todos tuviésemos conciencia del impacto que genera cada decisión económica que tomamos? Desde hacer las compras, vestirnos, trasladarnos, hasta invertir en una empresa y no en otra.

Deseando responder esas preguntas, Sistema B (www.sistemab.org) surge en 2012 con la visión de impulsar una economía al servicio de la sociedad y el planeta. Una nueva economía que combine el lucro con la solución a problemas sociales y ambientales generando triple valor: económico, social y ambiental, y produzca simultáneamente bienes privados y públicos.  Creemos que es una oportunidad para cambiar el rumbo y comenzar a transitar el camino hacia el desarrollo sustentable.

A través de un modelo sistémico e integral, articulamos a actores estratégicos que utilizan la fuerza del mercado para contribuir con la solución de los principales desafíos sociales y ambientales. Éstos son: los grandes compradores públicos y privados, los académicos, funcionarios públicos, políticos, líderes de opinión, ONGs, los consumidores, los inversores de impacto y las Empresas B.

Pero, ¿qué son las Empresas B? ¿cuál es su propuesta?

Las Empresas B certificadas, son aquellas empresas que se ocupan de ser rentables económicamente, y que al mismo tiempo tienen el propósito de crear un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente.  Para ello, toman el compromiso de mejorar sus estándares de gestión y transparencia, y eligen certificarse para ser parte de una comunidad global de más de 2.330 empresas en proceso de mejora continua. Estas empresas se comprometen de tal manera que por estatutos amplían el deber fiduciario de sus accionistas y gestores para incluir intereses no financieros.

Hoy existen más de 50 Empresas B en Argentina, y más de 328 en América Latina, de 50 industrias que usan la fuerza del mercado para dar solución a problemas sociales y ambientales, y juntas facturan más de USD 6.500 millones anuales.

Esta es una evidencia que se está produciendo un cambio y desde Sistema B queremos demostrar que no hay contradicción alguna entre hacer negocios y querer mejorar el mundo; que el éxito económico puede ser medido por el bienestar de las personas, de las sociedades y de la naturaleza.

Un poco de historia

Sistema B nace en Argentina, Chile y Colombia, en el año 2012 de la mano de Pedro Tarak, Maria Emilia Correa, Gonzalo Muñoz y Juan Pablo Larenas, y desde su surgimiento se ha expandido a otros 7 países de la región: Brasil, Costa Rica, Ecuador, México, Paraguay, Perú, Uruguay y continúa en crecimiento.

En sus 5 años Sistema B promovió que más de 328 empresas de la región, se auto-evalúen, se certifiquen como Empresa B, y se comprometan a transitar un camino de mejora continua; posibilitó que más de 1220 personas en la región participen del programa para agentes de cambio hacia una nueva economía denominado Multiplicadores B; y más de 2000 empresas tomaran la Evaluación B – que es gratuita y confidencial – para medirse y repensar la manera de hacer negocios.

Además, Sistema B ha avanzado en la creación de marcos regulatorios en Argentina, Brasil, Chile y Colombia para que las empresas de impacto socioambiental tengan mayor certeza legal para operar.

Asimismo,  se acaba de lanzar la iniciativa Mendoza+B, un proyecto que busca -a través de articulación público, privada y de las organizaciones de la sociedad civil – integrar a las empresas como actores relevantes en la solución de las problemáticas socioambientales locales. Iniciativa que ya se está implementando en Santiago de Chile y Río de Janeiro.

Sistema B como parte de un Movimiento Global

Sistema B es uno de los varios movimientos que han surgido en los últimos años  como parte de una conciencia global hacia una nueva economía. Algunos de ellos son: Banca Ética, Capitalismo Consciente, Economía Colaborativa, Economía del Bien Común, entre otras.  A nivel local, la forma de trabajar es en articulación y colaboración  con otros actores del ecosistema como Ashoka, Avina, Creer Hacer, Greenbondi, SociaLab, Vistage, entre otras.

En alianza con B-Lab, una ONG de Estados Unidos que creó la certificación de Empresas B en 2006, Sistema B promueve el movimiento global de empresas que usan la fuerza del mercado para dar solución a los problemas sociales y ambientales en América Latina.

El desafío es construir ecosistemas 

Si solo las empresas transitan este camino, la evolución hacia una nueva economía no será posible.

Necesitamos:

  • Ser conscientes del poder que tienen nuestras decisiones a la hora de consumir, de preferir;
  • Investigadores, profesores y alumnos que estudien el impacto generado por las Empresas B y esta nueva economía;
  • Que los niños aprendan de empatía y colaboración para que sean emprendedores PARA el mundo y que los jóvenes prefieran trabajos con sentido;
  • Inversores que quieran que su dinero no solo genere intereses financieros sino que generen bienes públicos;
  • Políticas públicas que faciliten el modo de operar de este tipo de empresas; y, además,
  • Que estas conversaciones se den en todos los ámbitos a través de los líderes de opinión y los artistas.

Soñamos y accionamos por un mundo más integrado y sustentable, en el cual no haya “que dejar el alma en casa” para ir a trabajar,  un mundo en el cual las  empresas integren el lucro y el impacto socioambiental.  Soñamos, actuamos y creemos que es posible.

Sobre el autor

Francisco Murray

Francisco Murray

Director ejecutivo en Sistema B Argentina. Licenciado en Administración de Empresas. En 2006, co fundó la Empresa B PAEZ, una marca de calzado argentino.

¿Cuál es tu opinión?