Actualidad

Crisis en Brasil, impacto en la Argentina

Marcelo Elizondo
Escrito por Marcelo Elizondo

El autor reflexiona sobre el principal socio económico del país, que atraviesa una crisis política y económica sin precedentes en la historia reciente. Su impacto en la región y perspectivas a futuro.

Brasil se encuentra ante una crisis múltiple. Por un lado, con una caída de su PBI (de casi 4% el año anterior, y probablemente de más del 3,5% este año, con un descenso de la actividad industrial que duplica el porcentaje de caída general de la economía). Por el otro lado, con una situación de dificultad política con pocos precedentes (la Presidente pasando por un proceso que conduce al impeachment, el partido político oficialista en crisis, los partidos aliados discutiendo la permanencia en la coalición, el Congreso en situación de baja manejabilidad política, el poder judicial arremetiendo contra funcionarios y ex funcionarios). Y por su parte, con una crisis social (que vincula un desempleo en alza –alrededor del 10%-, una tasa de inflación a niveles inusitados –ingresando en ratios de dos dígitos-, un malhumor social que se manifiesta en reiteradas protestas populares en las calles y una popularidad de la Presidente Dilma Rousseff que es la más baja de un Presidente de la República desde la llegada de la democracia).

Las particulares vicisitudes de los últimos días, además, representan para Argentina, Brasil -el socio del Mercosur y el principal vecino (por su dimensión)-una afección en el mayor mercado para nuestras exportaciones y el primer emisor de importaciones.

El comercio bilateral es el flanco más afectado

El comercio internacional argentino creció en los últimos 30 años en gran medida a partir de unos primeros pasos dados en la relación creciente con Brasil.

Hasta los años 90, cuando se torna operativo el vínculo del acuerdo del Mercado Común del Sur, la relación (propia de tiempos de economías cerradas) era más reducida. De apenas 765 millones de exportaciones se pasó a más de 14.000 millones en 2010. Luego, tras un pico en 2011, hubo descensos hasta llegar a la cifra de 2015 (en los últimos tres años el intercambio entre Argentina y Brasil se redujo más de 45%).

Brasil ha ganado notable relevancia para Argentina gracias al Mercosur (no hay aranceles, hay instituciones supranacionales regulando el comercio, existen algunos regímenes -como el automotriz- que alientan el intercambio comercial).
Sin embargo, la crisis (que ya el año pasado se manifestaba claramente generando recesión en el país vecino) ha hecho que en 2015 las ventas argentinas a Brasil sean menos relevantes que lo que en términos porcentuales fueron los años anteriores (las exportaciones a Brasil cayeron el año pasado alrededor de 27%, mientras las exportaciones totales al mundo cayeron 16%).

Eso está produciendo que, midiendo desde el inicio de la segunda década del actual siglo, la participación de Brasil en las exportaciones argentinas haya descendido desde más del 21% en 2010 hasta algo más del 17% el año pasado. La pobre participación (de apenas 17,7%) en el total de exportaciones del año pasado, es la más baja en lo que va de la década y hay que remontarse a diez años antes (cuando Argentina había devaluado fuertemente su moneda y por ende tenía competitividad por menores costos reales para la producción en terceros mercados) para encontrar una presencia relativa tan baja del principal socio del

La crisis también impacta en el Mercosur

Más allá de lo anteriormente expuesto, debe decirse que la crisis brasileña tiene también impacta en lo institucional porque impide avanzar en temas estructurales (vuelca la atención de Brasil a su agenda local). Y en lo comercial porque la caída de la demanda en Brasil afecta las ventas a nuestro principal socio y especialmente los exportadores industriales, que eminentemente tienen en Brasil su gran mercado.

La incertidumbre del marco político, pues, será un elemento no favorable para la región en el corriente año y no sólo para la relación bilateral.

Sobre el autor

Marcelo Elizondo

Marcelo Elizondo

Especialista en negocios internacionales, Director de la consultora DNI. MBA (Master en Administración de Empresas) de la Universidad Politécnica de Madrid, España y Abogado graduado en la Universidad de Buenos Aires.

¿Cuál es tu opinión?