ACDE Hoy

Discurso de cierre de Juan Pablo Simón Padrós en el XIX Encuentro Anual de ACDE

Portal Empresa
Escrito por Portal Empresa

Estimado Presidente de nuestra querida Nación, quiero agradecerle profundamente su presencia. Nos honra tener con nosotros a quien, como pueblo, hemos elegido democráticamente y en libertad, para liderarnos con esperanza frente a los desafíos de nuestro país.

Estimados participantes de nuestro tradicional Encuentro Anual,

Hoy tuvimos la enorme oportunidad de reflexionar desde varias dimensiones y perspectivas lo que significa tomar un compromiso y, asumiéndolo en forma personal desde nuestra responsabilidad como líderes de la sociedad, el importante impacto que éste puede producir en toda la ciudadanía.

Durante todo el día, importantes representantes del sector político, sindical, social, académico y religioso nos ayudaron a comprender la gran relevancia que tenemos cada uno de nosotros en el desafío de un cambio cultural. Desde sus perspectivas, nos dieron luz sobre las implicancias y oportunidades para nuestro futuro, de lograr un cambio de mentalidad en los líderes del mundo empresario emprendedor y, desde sus testimonios, nos animaron a tener coraje y esperanza a decidirnos a comprometernos aún frente a las adversidades tan difíciles que hoy tenemos.

Empresarios y emprendedores jóvenes nos compartieron su importante visión y opiniones, donde podemos concluir que este esfuerzo a futuro es tan posible como necesario.

Desde ACDE hicimos hace 2 años esta convocatoria concreta a toda la dirigencia del mundo empresario en todo nuestro país, y durante 2015, discutimos y debatimos para lograr los 5 compromisos de conducta que hemos presentado y reflexionado el día de hoy. Lo hemos hecho con paciencia y perseverancia, y con la firme convicción que, como dirigentes de empresa, debemos defender nuestro rol en la sociedad partiendo desde la coherencia en nuestro ejemplo personal. El liderazgo no se reclama. El liderazgo se demuestra.

Los últimos acontecimientos y hasta insólitas revelaciones públicas de corrupción que ocurrieron en estas semanas, no hicieron más que confirmar la necesidad de combatir la fuerte degradación de valores en el manejo de la cosa pública, y su relación con sectores y personas que se decían ser del sector empresario, pero que en la realidad son sólo corruptos oportunistas, concesionarios serviles y hasta narcotraficantes. Comprometernos a nunca consentir la corrupción bajo ningún pretexto, a reclamar y supervisar activamente la necesidad de tener jueces y funcionarios públicos íntegros y honestos, y a cooperar con el sector público a instalar prácticas de transparencia, nos ayudará a demostrarle a la sociedad que desde el empresariado queremos contribuir verdaderamente a respetar y hacer respetar la ley, en un marco ético.

El documento firmado hace pocos días en Tucumán, en el Congreso Eucarístico Nacional, por importantes dirigentes políticos de varios partidos, nos alienta a pensar que este importante desafío es muy posible.

Ser fuentes de trabajo digno que ayude a reducir la pobreza y la exclusión, promover un desarrollo sostenible de nuestras empresas, colaborar personalmente en iniciativas públicas de mediano o largo plazo para el desarrollo social de nuestra comunidad, y tener una conducta coherente son también los compromisos que hoy, y acá, estamos invitando a todos los empresarios, directivos, emprendedores y profesionales de todo el país, tanto actuales o futuros, para que se comprometan formal y públicamente, firmando y difundiendo esta sola página con los 5 compromisos que encontrarán en forma muy fácil en nuestro sitio de internet.

Hoy, más que nunca quizás, es el momento de rendir homenaje a esos 33 representantes de las Provincias Unidas del Río de la Plata, que reunidos en una casa de familia en Tucumán y, provenientes de lugares tan distantes, se vincularon como hermanos motivados por la causa suprema que los convocaba. Nosotros ahora tenemos que “salir a la cancha”, a brindar ese valor genuino de trabajo de calidad, innovación y eficiencia que nuestro país nos reclama a cada uno de nosotros.

Seamos la generación que dimos vuelta los vientos en nuestro país para nuestros hijos y nietos, y ayudemos con nuestro ejemplo personal a dirigirlo hacia un destino de mayor dignidad, mayor progreso y mayor inclusión.

Muchas gracias.

Sobre el autor

Portal Empresa

Portal Empresa

¿Cuál es tu opinión?