ACDE Hoy

Los jóvenes dirigentes para una Argentina nueva

Francisco Poggi
Escrito por Francisco Poggi

La Argentina es un gran país, con mucho potencial, y con muchos desafíos por delante.

Su potencial está dado por tres elementos fundamentales para el desarrollo y crecimiento. El primero de ellos son los recursos naturales, que por su extensión y variedad nos permiten el desarrollo de gran cantidad de actividades productivas. El capital humano nos permite contar con los profesionales y líderes que necesitamos para poder emprender y dirigir un proyecto de país mejor y más inclusivo. Por último, contamos con la solidaridad, no se puede negar que el argentino es muy solidario y tiene una visión del otro que sin duda ayuda a construir una sociedad más justa y fundada en valores cristianos.

Asimismo, contamos con algunos puntos no tan positivos que empañan el desarrollo de “la Argentina” como país. No podemos dejar de mencionar la alta corrupción, en todas sus expresiones, el clientelismo político, lavado de activos, sobornos, fraude.

Un segundo punto es la falta de conciencia social. Si bien el argentino es solidario, muchas veces esa solidaridad se acota al círculo más cercano, nos resulta difícil extender la conciencia social con una visión más macro de país.

Un tercer punto es la falta de un proyecto país que trascienda los partidos políticos, que trascienda los mandatos gubernamentales. Muchas veces lo que construimos lo borramos con el codo al comenzar el siguiente gobierno, y es muy difícil pensarnos como país si nuestra mira de proyección no va más allá de 2 o 3 mandatos.

Para poder superar estas barreras que se nos presentan, resulta imperioso que comencemos a trabajar en políticas a largo plazo en educación, empleo, pobreza-distribución de la riqueza y salud.

La pobreza y el hambre son elementos que no son concebibles en un país como la Argentina. Nos debemos una distribución equitativa de la riqueza, en donde todos tengamos oportunidades de progresar en una cultura más inclusiva.

Pero para que esto pueda plasmarse en la realidad, necesitamos cambiar nuestro mindset: creer que sí es posible generar un cambio, que no todo da lo mismo, y que juntos podemos hacerlo.

Empresa y desarrollo

Ahora bien, para afrontar el desafío debemos involucrar también al mundo del trabajo y la empresa. No podemos pensar en crecimiento, en desarrollo, sin hablar del sector productivo, porque en definitiva son las empresas las que generan empleo. Pero tampoco podemos seguir pensando en que el único objetivo de la empresa es el de generar dividendos.

Por eso, el desafío más importante está en cómo las personas contribuirán a que las empresas desempeñen ese rol para poder ser partícipes activos en el desarrollo del proyecto país. En cómo las empresas contribuirán trabajando no solo para los intereses particulares, sino también para cumplir con el rol social que tienen, para que la responsabilidad social empresaria no sea un lindo título o nombre de un programa, sino una verdadera creencia y convicción en el valor del aporte del mundo empresario en la construcción de nuestro país.

La Argentina debería ser un país en dónde todos tengamos oportunidades, en donde la equidad social y laboral no sea una utopía sino una realidad. Un país en donde podamos tener mayor conciencia social, en donde el otro me importe, en donde el dolor del otro me duela, en donde el hambre del otro la sienta. Pero más dolorosa que la pobreza económica es la pobreza espiritual, la pobreza de empatía, la pobreza de valores… eso es algo que tenemos que trabajar para lograr el país que queremos.

Creemos que es posible una Argentina en dónde tengamos igualdad de oportunidades, un país en el que podamos proyectarnos y saber que sí es posible hacer la diferencia.

Con esta idea en mente es que convocamos a todos los jóvenes dirigentes de la Argentina a la Jornada Anual del Grupo Joven de ACDE para que entre todos podamos tomar conciencia y colaborar en la formación de una nueva Argentina que tienda al bien común.

Sobre el autor

Francisco Poggi

Francisco Poggi

Miembro del Grupo Joven de ACDE. LIc. en Psicología y Lic. en Relaciones Públicas e Institucionales (UADE). Máster en Perfilación Psicológica y Negociación (Universidad de Madrid).

¿Cuál es tu opinión?