Actualidad

Michel Camdessus: hacia un sistema de valores económicos para el Siglo XXI

Hernán Alberro
Escrito por Hernán Alberro

En la Opinion Series Nº16 de UNIAPAC, Michel Camdessus profundiza sobre la necesidad de un sistema de valores “para una economía de la libertad en las postrimerías de la última crisis, caracterizada por una gran falta de principios éticos fundamentales”.

En la búsqueda por identificar los principales desafíos que enfrentará la humanidad en el futuro cercano, Camdessus se pregunta cómo va a ser el mundo del mañana. En respuesta identifica algunas grandes tendencias:

  • Mantener la libertad económica a nivel mundial. “Una economía de libre empresa necesita seguir siendo reconocida como el marco más favorable para optimizar el desarrollo; pero una economía de libertad no implica una economía sin reglas”.
  • Demografía: “una población que envejece y para bien o mal está híperconectada”.
  • La rápida urbanización a nivel global
  • Un mercado del trabajo crecientemente integrado
  • Un mercado financiero mundial crecientemente integrado.
  • “El surgimiento universal de una clase media con nuevos valores y nuevas aspiraciones”
  • “Una cada vez más intensa competencia por el acceso a recursos naturales cada vez más escasos”.
  • Amenazas relacionadas con el cambio climático.
  • Avances tecnológicos increíble.
  • Un cambio geográfico de los centros de poder e influencia hacia el este.
  • “El rol de los actores no estatales amenaza la seguridad del mundo a través del terrorismo y la violencia”.

Según Camdessus, todos estos factores aumentarán de intensidad entremezclándose “para generar un mundo nuevo donde de hecho enfrentaremos un gran número de desafíos, pero también de oportunidades”.

Las oportunidades, según Camdessus

  • Mejora en las condiciones de vida física de los seres humanos.
  • “Un progreso increíble que nos permitirá alcanzar los objetivos de desarrollo sustentable para 2030”
  • Avances científicos y tecnológicos que aumentarán las oportunidades en términos de urbanización.

“Estas son verdaderas oportunidades – sostiene el autor – pero están estrechamente vinculadas con inmensos riesgos y desafíos que un código ético debería ayudarnos a enfrentar”.

Los riesgos y los desafíos

  • Los cantos de sirena del populismo y la “salida fácil” “no serán menos tentadores en el futuro que ahora. El progreso económico, por ende, es probable que sea cuánto menos movido”.
  • Un desafío también será “asegurar los recursos presupuestarios necesarios y la inversión que permitan que los países en desarrollo reciban su parte de los fondos necesarios”.
  • Mayor desigualdad con respecto a la distribución del ingreso.
  • Desafíos asociados a los flujos migratorios.
  • Desafíos en términos de la competencia por recursos naturales finitos.
  • Cambio climático.
  • La cada vez mayor integración de las economías con los mercados financieros.

Una responsabilidad global

Tras detallar los desafíos y oportunidades del futuro cercano, Camdessus se pregunta qué se puede hacer. “Un mundo que va hacia una unidad económica cada vez mayor exige la adopción de un código de valores económico”, asegura.

Para esto, sostiene el autor, la clave es la justicia. “Un principio de solidaridad universal por supuesto que resulta esencial. Tan esencial que significa el principio de la responsabilidad global”.

“Un mundo que está cada vez más interconectado y es cada vez más complejo exige un sistema de control común diseñado para orientar la vida económica y social que sea más ambicioso que el heredado de los triunfadores de la Segunda Guerra Mundial” afirma Camdessus.

Dicho sistema deberá contrarrestar algunas de nuestras características más perversas en la cultura colectiva actual: “primero es esta cultura de codicia y consumismo rampante que nos abruma”.

En suma, el autor concluye que la situación del mundo actual “exige un compromiso y un esfuerzo incondicionales, perseverancia y paciencia”.

Para acceder al artículo original (en inglés) haga click aquí.

Sobre el autor

Hernán Alberro

Hernán Alberro

Lic. en Comunicación (USAL). Fue Director de Proyectos en el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL). Ex Asistente editorial de Portal Empresa.

¿Cuál es tu opinión?

1 comentario