Actualidad

Por qué necesita Argentina un acuerdo económico y definir el Hoshin Kanri

A lo largo de los años Argentina se dejó deslumbrar por los buenos tiempos económicos y consistentemente a cada 10 años aproximadamente entramos en una crisis económica que vuelve este crecimiento a foja cero o peor aún.

Debemos poder lograr un período infinito de tiempo que nos permita trabajar duro para mantener un crecimiento estable y asegurar que todas sus funciones de la economía (moneda, consumo, exportaciones, tecnología, fabricación, competitividad, importaciones, conocimiento y educación, infraestructura logística, etc.) mantienen el mismo ritmo.

Esto nos lleva a pensar y hacer pensar a la dirigencia del país que Argentina necesita definir claramente su HOSHIN KANRI*, es decir su dirección, su ruta para los próximos 100 años y compartir y comprometer esta visión con toda la dirigencia y con todos los líderes: Gobierno, Provincias, Municipios, Sindicatos, Partidos Políticos, Movimientos Populares, Bancos, Empresarios, Iglesia., y sus países asociados a nivel mundial. *El “Hoshin Kanri” es un método o sistema de trabajo basado en la cooperación de toda la empresa para alcanzar los objetivos estratégicos a largo plazo y el plan de gestión a corto plazo. “Hoshin” puede traducirse del japonés como “brújula” y “kanri” como administración o control.

El ACUERDO debería llevarnos a la conclusión que el crecimiento no se logrará sin ARMONÍA*. (*Proporción y correspondencia de unas cosas con otras en el conjunto que componen).

El ACUERDO debería basarse en el lema de “CRECIMIENTO ARMÓNICO”, expresión que indica salud. Salud de Argentina como país. Proporción y correspondencia con las funciones de la economía de Argentina. Que por definición de ARMONÍA contiene a todos integrados al crecimiento.

La filosofía subyacente de lograr una visión de país es la necesidad de facilitar la armonía entre el ambiente interno, el ambiente regional, el ambiente global, la economía, las economías del país, los argentinos y todos los actores y todas las partes interesadas con el fin de lograr el desarrollo de Argentina para seguir creciendo – y que el crecimiento de Argentina pueda ser beneficioso para todos.

Dadas las actuales circunstancias que vive Argentina, la visión de proponer este ACUERDO a los sectores de la economía del país intenta describir nuestra esperanza para que todos los líderes y dirigentes compartan la firme resolución y el espíritu honorable que impulsa un desarrollo en ARMONÍA a pesar de los ciclos de la política y de los Gobiernos.

En concreto, el ACUERDO propone establecer el objetivo de ser un país con crecimiento armónico, que sea el mejor país para vivir y para trabajar. En otras palabras, un país respetado y admirado, que crea y comparta un futuro deseable para todos sus habitantes.
¿Por qué Argentina necesita un ACUERDO de CRECIMIENTO en ARMONÍA?

La sociedad Argentina necesita equilibrio, la economía ya no acepta extremos, “el péndulo debe equilibrarse”*(Roberto Lavagna. Encuentro de ACDE 2016). Tomando en cuenta nuestra historia y los errores cometidos, debemos desarrollar una actitud consensual, con adhesión de la población y de los sectores que la componen, a determinados acuerdos, establecidos sobre la base de los valores éticos faltantes en la política, en la sociedad. Comprometernos con la libertad individual, el Estado constitucional y el imperio de la Ley. Valores de Consenso que no pueden cambiar en el largo plazo debido al corto plazo. Debemos buscar que se incremente el bienestar de todos sin perjudicar el de cada uno. Resignar algo de cada uno para el bien común.

Países desarrollados como es el caso de Japón, tiene una larga tradición de gestión eficiente de procesos en todos sus sectores de la economía. La población japonesa tiende a pensar en el propósito en primer lugar, a continuación, establecer un objetivo y crear un proceso razonable y lógica para conseguir el bien. En otras culturas como la argentina, la gente tendemos a ser orientados a resultados y presionar para lograr este resultado, independientemente de los métodos que utilizan. La facilidad del proceso raramente se considera. En Japón, tienen la filosofía opuesta, son orientados al proceso y por lo tanto el resultado es algo natural. La comprensión de los fundamentos de mejora de procesos para el crecimiento de Japón significa la comprensión de este modo de pensar.

Los países, al igual que la naturaleza, se someten a las estaciones. Un país en armonía se mantiene eficiente y fuerte; creciendo en tiempos de abundancia y capaz de soportar los momentos difíciles.

Ya cambiamos, ahora Acordemos!

Sobre el autor

Eduardo P. Reilly Grant

Eduardo P. Reilly Grant

Licenciado en Comercialización (U. Morón).Estudios de posgrados en Negocios (UCA, MBS, IAE). Fue docente en la Universidad de Morón y UTN.

¿Cuál es tu opinión?

3 comentarios

  • Me parece muy original Eduardo el concepto de Hoshin Kanri aplicado al país… he hecho un postgrado de Lean Management el año pasado en ITBA y me sirvió para conocer más la herramienta… Veo que distamos mucho de Japón en cuanto a cultura e idiosincracia, pero ojalá podamos amoldarlo a nuestra forma de ser y respetando siempre las leyes vigentes y sobre todo la Constitución Nacional lleguemos a alcanzarlo!! Gracias por inspirarnos

  • Felicitaciones por la sugestion , solo un plan estrategico consistente , sumado a un choque de gestion , o sea un Lean Office robusto, puede hacer que funcione. Es evidente los oceanos de desperdicios que el sector publico, donde se incluye al Gobierno Nacional, Poder Legislativo Nacional, Justicia, Empresas, Autarquias y Agencias Federales y sus congeneres provinciales y municipales tienen y solo un BIG 5 Ss hara que mejore y sea el inicio para la implantación del HOSNI KANRI