Management & Capital Humano

La Planificación Estratégica: ¡Una herramienta para el éxito!

Roberto Guedes
Escrito por Roberto Guedes

Hoy en día, hay tres tipos de empresas:

  • las que se sorprenden con lo que pasa
  • las que observan lo que pasa
  • las que hacen que las cosas pasen

En este escenario mundial, sólo hay espacio para los innovadores y no para los seguidores. Es evidente la importancia de una estrategia para guiar a la empresa, para que pueda alcanzar sus objetivos. La formulación de estrategias de negocio puede ser un poco compleja porque depende de factores y componentes internos y externos, y muchos de estos factores pueden estar situados completamente fuera del control y de las previsiones de la compañía.

La Planificación Estratégica surge como una herramienta valiosa para orientar las acciones estratégicas, tácticas y operativas dentro de un plan predeterminado de objetivos, reduciendo así la posibilidad de tomar decisiones equivocadas.

Para llevar a cabo el plan estratégico, es necesario examinar la estructura organizativa y relacionarla con la adaptación de la empresa a un entorno dinámico y flexible, orientada hacia el futuro y basarla en la diversidad de intereses y necesidades de los socios implicados.

Para la preparación de la planificación estratégica, es esencial determinar con precisión, algunas preguntas básicas: ¿Quiénes somos? ¿Dónde queremos ir? ¿Cómo vamos a lograr nuestros objetivos?

Deje el papel y vaya a la realidad, a menudo puede ser un reto difícil para el empresario. Así que lo primero que hay que tener en cuenta, en lo que respecta a la aplicación, es examinar cómo hacemos lo que hacemos. Es decir, ¿cuál es la forma en que conducimos el proceso de personas, equipo, la estrategia y los planes operativos?

Cuanto más organizada y bien hecha esté la ejecución, mejor se mide el nivel de madurez de una empresa.

Debe quedar claro que la planificación estratégica no debería estar pensanda en un futuro muy lejano; centrarse en períodos más cortos de tres, cinco y diez años. Por lo que tiene una información más precisa para trabajar. Es necesario documentar todo lo que está en su cabeza, para que sea más fácil de identificar posibles oportunidades y riesgos.

Después de la estrategia formulada también es muy importante hacer que los empleados estén al tanto de cada paso que debe adoptar la empresa. Dejar que participen en la implementación de estrategias, de manera que los objetivos se logren con mayor facilidad. Cuando el empleado se siente parte del equipo, trabaja más satisfecho y obtiene mejores resultados.

Ahora, Ud. tiene la función de supervisar las acciones y plazos para cada etapa de su Plan Estratégico, así como analizar los resultados y si es necesario, hacer cambios.

Sobre el autor

Roberto Guedes

Roberto Guedes

Consultor de negocios, psicólogo, locutor y empresario, fundador de Inov9 soluciones creativas. Reside en Minas Gerais, Brasil.

¿Cuál es tu opinión?