Actualidad

Fast Fashion versus moda sustentable

A todos nos gusta estar bien vestidos, presentables, prolijos. Sabemos que la marca personal depende en gran medida de nuestra apariencia física.  En un mundo superficial como el actual, en la era postmoderna y las relaciones “líquidas” no queda otra más que “ser y parecer”.

¿Cómo unimos esta tendencia y necesidad de la mujer y el hombre de empresa con lo que nos enseña el Papa Francisco, por ejemplo en Laudato Sí?  El respeto por el medio ambiente, las culturas, las idiosincrasias humanas, etc.

Aquí he preparado algo especialmente para ustedes.  Espero que lo disfruten, ¡espero sus comentarios!

¿Qué es Fast Fashion?

“Moda Rápida”.  Ese es justamente el concepto.  También llamada “moda desechable”.  El concepto de descarte desde el comienzo.  Indumentaria y accesorios de bajo costo y bajo precio, pensados para utilizar 2 ó 3 veces y descartar.  Con el correspondiente impacto negativo en el medio ambiente.

Son marcas internacionales que todos conocemos, y que las prendas oscilan en los outlets entre USD 2 y USD 10.  Muchas veces han sido fabricadas utilizando trabajo esclavo o trabajo infantil, en sweat shops de África y Asia principalmente.

Con #fastfashion podemos encontrar numerosas fotos de indumentaria y accesorios en Instagram y otras redes sociales.

¿Qué es la moda sustentable?

Los consumidores y consumidoras responsables de todo el mundo, cada vez más, desean verse bien y a la moda respetando el medio ambiente, respetando las manos de los costureros que confeccionan las prendas y las telas que se utilizan, para considerar el tema de biodegradación cuando la prenda ya caduque en su vida útil.

Como en la época de los abuelos “poco pero bueno”, las vestimentas tal vez eran más caras, pero se amortizaban en un lapso de tiempo más extenso.   Y cuando la persona se compraba nuevas prendas, se acostumbraba donar aquellas que ya no usaba más (tenían alguna mancha, o simplemente se habían aburrido de usarlas).  Entonces la persona que las recibía podía reacondicionar la prenda, pegarle apliques, etc y seguir utilizando una prenda en excelentes condiciones.  Y finalmente también se usaba para trapos, para hacer juguetes, etc.

La moda sustentable es un estilo de vida, no menosprecia la moda ni la tendencia.  Simplemente propone un modelo largoplacista y ecológico: más racional y considerado con el medio ambiente y los trabajadores textiles.

Les recomiendo también a mis amigos lectores buscar #modasustentable, #modaetica, #comerciojusto.

Conclusión

Queridos amigos, no quiero mentirles: debo confesar que en numerosas ocasiones he comprado en las marcas del Fast Fashion.  Tal vez por tentación, porque no me quedó otra opción o simplemente porque tuve ganas y capaz no pensé demasiado.

Lo que quiero decir con esto… y tal vez la aclaración esté de más para aquellos lectores que me conocen más, ya sea porque me conocen en persona o porque siguen siempre mis artículos: lo importante es el modo de relacionarnos con la vestimenta y los accesorios.  Ser responsables en eso.

Ejemplos

  • No tirar ropa a la basura
  • Donar la ropa a gente que realmente la utilice
  • Pensar antes de comprar algo si es realmente necesario: Si es una vestimenta que se usará por única vez ver de alquilarla, pedirla prestada, etc. aprovechar la economía colaborativa
  • Utilizar las ferias de intercambio, ferias sustentables donde uno lleva cosas que no utiliza más y las intercambia gratuitamente por otras (pueden ser prendas, accesorios, etc.). : en Buenos Aires las que organiza el Centro Cultural OI HOY (Barrio de Chacarita, CABA) una vez por temporada  http://www.oihoy.com.ar/

A elegir la vestimenta con más cuidado, pensar y querer más lo que tenemos.  Recuerden el refrán “no tengo lo que quiero, pero quiero lo que tengo”.  Aplica muchas veces.

Sobre el autor

Mariela Lorena Gallotti

Mariela Lorena Gallotti

Lic. En Administración (UBA, Medalla de Honor). Es miembro del Consejo de Redacción de REVISTA EMPRESA desde 2014. Corresponsal para Argentina del portal de noticias Community of Insurance.

¿Cuál es tu opinión?