ACDE Hoy

Horacio Rodríguez Larreta: “El arraigo para la gente es fundamental; vamos a integrar a todas las villas a la Ciudad”

Portal Empresa
Escrito por Portal Empresa

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, explicó que la integración de la villa 31 (hoy barrio 31) es solo el “primer paso” de un proceso que se replicará con todas las zonas carenciadas de la Ciudad, dado que el “arraigo para la gente es fundamental”, en el marco del XX Encuentro Anual de ACDE, sobre “Trabajo e inclusión: Desafíos frente al crecimiento y la innovación”, que se realiza conjuntamente con el XII Congreso Latinoamericano de UNIAPAC.

“Todo empezó con la presencia del Estado: le cambiamos la dinámica al Barrio 31. En 2015, hubo 30 asesinatos. Un año después, la cifra bajó a 5. Todo cambió con la presencia del Estado. Estamos en un territorio que estaba tomado por los narcos. Estoy convencido de que la clave es la integración, más que la urbanización. Podríamos mejorar físicamente la villa, pero que siga siendo un lugar separado de la ciudad. Pero para nosotros, es muy importante integrarla”, agregó e invitó a los participantes a visitar el Barrio 31 como una señal de integración.

Asimismo, Rodríguez Larreta expresó que “nuestro sueño es que la gente entre y salga, lo mismo que pasa en otros barrios de la Ciudad. Por eso es tan importante la integración. No tengo duda que esto mejorará la vida de toda la Ciudad. La igualación genera mejor calidad de vida para todos. Y la 31 es una de todas las villas que serán integradas”.

Por otra parte, destacó “tenemos que construir ciudadanía, que tengan derechos y obligaciones. Los primeros que coinciden con esta premisa son los propios habitantes. No se animan a mandar un CV diciendo que viven en esa zona. Por eso, la palabra es integración y no solo un hecho físico”.

En la oportunidad, Alejandro Preusche, ex Presidente de ACDE y miembro del Global Steering Group de Impact Investing, destacó que “el tema de cómo apuntar el capital para lograr impacto social es la esencia de la cuestión. Hay más de 200 millones de personas en el mundo viviendo en asentamientos urbanos”.

“Hay que prestar atención a esta problemática. La clave para que el mundo sea mejor es crear oportunidades para que la gente salga de la trampa de la pobreza. Una vez que eso se produce, podemos esperar que del propio ser humano surjan deseos de superación. Una sociedad mejora cuando se aplican recursos para eliminar la pobreza. El tema es involucrarse, integrarse. No es una cuestión que otros van a resolver”, sentenció.

Y destacó que “el punto de partida es el impacto de lo que hacemos. ¿Logramos el objetivo a partir de nuestra intervención? Hay creciente capital que se está alocando a cuestiones de impacto. Para medirlo, lo importante es que hay que tener en claro el efecto final de lo que tiene. Si es correcto, eficiente, si es lo que hay que hacer, etc.”.

A su vez, el filósofo colombiano, asesor e integrante de la Fundación AVINA, Bernardo Toro, señaló que “las ciudades han cambiado mucho en los últimos 30 años”. “Buenos Aires no es las bellas avenidas, autopistas, etc. Sin gente no hay ciudad. La realidad se construye a través de transacciones. No es el poder es lo que cambia la realidad. Lo que las cambia son las transacciones”, subrayó.

Toro definió a una ciudad como a “una acumulación de energía que se manifiesta por el tipo, cantidad y calidad de las transacciones que genera. Los valores existentes en una ciudad están determinadas por el tipo y calidad de las transacciones que ocurren a cada segundo. Transformar una ciudad (educar en valores) implica comprender y transformar las arquitecturas políticas, económicas, sociales y culturales que producen las transacciones”.

Por su parte, Raúl Zavalía Lagos, Director Ejecutivo de la Fundación Pro Vivienda Social, indicó que “el rico, primero construye y luego habita, mientras que el pobre primero habita y luego construye”.

“Empezamos un proyecto de instalación de gas en un barrio, en 2003, en un contexto con tarifas congelados, mientras que hoy, esos vecinos son muy buenos clientes luego del aumento de las tarifas. La empresa tiene clientes probados. Es una experiencia en la que ganaron las dos partes, tanto la empresa y como la sociedad”. “Logramos juntar a 15.000 personas. La capacidad de hacer cosas en común que tienen los vecinos de los barrios hizo que aquellos que están dispuestos a invertir hayan visto que esto tenía sentido. Los recursos están; en todo caso, hay que lograr la interacción”, amplió.

Más tarde, Rosario Quispe, Fundadora de la Warmi Sayajsjunqo, apuntó que “empezamos en 1995, cuando ni teníamos para comer, trabajando en salud, en la prevención contra el cáncer. Pero nos resultó muy difícil. Entonces, iniciamos un juicio a la provincia para recuperar nuestros terrenos”.

“Nos enfocamos en la educación, pero con gente de afuera, no con las autoridades. En la Puna no se podía hacer realidad. Después de conocer mucha gente, de 6 meses de trámites, llevamos la Siglo XXI. Empezamos con cuatro cátedras como prueba y hoy tenemos habilitadas 36. Para mí, no hay límites. Solo sueño y voy haciendo las cosas”, destacó Quispe.

Sobre el autor

Portal Empresa

Portal Empresa

¿Cuál es tu opinión?