ACDE Hoy

Paolo Rocca: “Ningún gobierno puede hacer una apertura indiscriminada sin poner en riesgo su gobernabilidad y su consenso”

Portal Empresa
Escrito por Portal Empresa

El CEO del Grupo Techint, Paolo Rocca, señaló que “ningún gobierno puede hacer una apertura indiscriminada sin poner en riesgo su gobernabilidad y su consenso”, al tiempo que remarcó que “hay que trabajar con el gobierno para contener las amenazas y ver las oportunidades”, en el marco del XX Encuentro Anual de ACDE, sobre “Trabajo e inclusión: Desafíos frente al crecimiento y la innovación”, que se realiza conjuntamente al XII Congreso Latinoamericano de UNIAPAC.

“La transformación de los últimos 25 años es impresionante y genera desigualdad. Hay muchos que quedan excluidos. Esto atenta contra la gobernabilidad. Hay que generar equilibrio. El problema del cambio tecnológico es que afecta la creación de empleo y la gobernabilidad”, afirmó

Rocca consideró que “construir consensos cuando hay sectores de la sociedad que no encuentran su lugar por el cambio tecnológico es todo un desafío. Cuando la transformación es muy fuerte, quedan muchos desplazados. Esto sucede en todo el mundo, en EE.UU., Europa y en nuestro país. El tema es cómo los países se ponen frente a esto. El cambio tecnológico es una amenaza que tenemos y, a la vez, una gran oportunidad. Las herramientas son la formación, capacitación, sobre las nuevas tecnologías, para agregar en productividad y salir adelante. No reduciendo el empleo en conjunto de la sociedad”, afirmó.

Al mismo tiempo, explicó que “la tecnología es un tema en el que podemos actuar como empresa. Pero cuando es muy fuerte, el gap entre los conocimientos y la necesidad es tan grande que hacen falta dos generaciones. Es un desafío enorme para las sociedades desarrolladas y para nuestros países”.

“Las empresas son actores en un entorno que influencia muchísimo. Tenemos construir legitimidad en la comunidad, La clave es concentrarnos en la competitividad de nuestras empresas. Nuestro compromiso primordial es construir empresas sólidas con capacidad de competir. De ahí a crear trabajo, crear inclusión en nuestra cadena de valor. En nuestro caso, construimos con ProPyme una organización de la cadena de valor, para dar fuerza a nuestra proveedores organización formal a esto”, expresó.

“Hoy tenemos unas 700 empresas en ProPyme, y es un aporte a la inclusión. No existe una industria sin estar arraigada en nuestra comunidad. No podemos construir sin el apoyo. Vivimos en la realidad, no en Internet. No somos invisibles. El apoyo de la comunidad es parte de la cadena de valor. Las comunidades tienen que considerar nuestra acción legítima. Ninguna industria sobrevive en conflicto con la sociedad”, destacó.

El empresario consideró que “la educación es factor esencial. Somos un componente acotado de lo que son desafíos y temas muy grandes, en una provincia como la de Buenos Aires”.

Por su parte, El Co-Fundador y miembro del Directorio de Globant, Martín Umarán, destacó que “el espíritu emprendedor está en todas las personas; lo que tenemos que hacer es fomentar ese espíritu, no ponerle barreras”. “La tecnología permite más que nunca, con bajo capital, desarrollar cosas que antes eran más complejas. Hay un nacimiento de una nueva categoría de emprendedores, es la de aquellos que no sólo emprenden buscando un nicho de negocios, sino emprenden pensando en la sociedad, en lo que hay alrededor”.

“La educación también está cambiando. Si uno se fija cómo aprende un joven hoy, es totalmente diferente. Cualquier cosa que uno quiere saber, se ve por video en un minuto. Esta tecnología que hace cambiar cómo se produce en años, también puede capacitar a la misma velocidad. Pero tiene que ser igual para todos, para que no se produzcan asimetrías”, se explayó.

Para Umarán, “hay un espacio enorme para esos emprendedores, creo que el Estado debe colaborar y liberar de cargas, como impuestos. Eso hará que florezcan más rápidamente”.

Más tarde, el CEO del Grupo Insud, Hugo Sigman, afirmó que “el 30% de pobreza es un fracaso de la sociedad. Nosotros como sociedad tenemos un nivel de necesidad de mejorar para que todos nuestros ciudadanos tengan una realidad mejor. Me parece que es inevitable mirar esto desde la perspectiva del marco económico de este país. Estamos en un dilema: por un lado, hay un país donde el gobierno apunta a mejorar el déficit, pero esto genera que la actividad económica y el emprededurismo se dificulte. Y entonces, el consumo no se desarrolla y los nuevos empleos no se pueden generar”.

“Siento que hay que tomar un cierto riesgo, que es el riesgo de aumentar la actividad. Y no solo la actividad económica. Si no somos un país que generamos productos con mayor valor agregado, es difícil que tengamos un rol diferencial en el mundo. Aquellos sectores que tienen éxito, son aquellos en los que la integración entre conocimiento científico y empresa se dio de manera jerarquizada”, amplió.

Sobre el tema de la investigación y desarrollo, Sigman aseguró que “la Argentina invierte poco en tecnología, el 0,6% de su PBI. Israel, el 4,1. La argentina tiene 1.200 científicos por millón de habitantes, insuficientes para poder desarrollar las nuevas tecnologías. En el mundo, el 75% de la inversión en i+d es privada y el resto pública. Acá la ecuación es opuesta. 85% público y 15% privada. No hay inversión si esto no está subsidiado. No existe. Por eso, creo que la nueva ley de PyMEs es extraordinaria, de lo mejor que se está haciendo”.

“Hace falta regularizar la economía para proteger la industria nacional. Hay mecanismos para cuidar las tramas productivas. Esto es así en Europa y EE.UU. En el mundo, esto es constante y permanente. No le tengo miedo a la competitividad. Es muy posible que la Argentina tenga un lugar competitivo en el contexto internacional. No podrá ser competitivo en todo, por lo que hay que elegir los sectores”, agregó.

Por último, Lourdes Luque, consultora independiente para CORPEI en Ecuador en el área Articulación Pública-Privada, expresó que “el modelo top down no es el modelo que sacará a los excluidos de ese lugar, por el contrario, hay que poner el foco en los negocios inclusivos sin perder el objetivo número uno de los empresarios que es generar riqueza”.

Y agregó: “No es el empresario el culpable de la exclusión. Este momento es una gran oportunidad. En este cambio feroz que vive el planeta, sepamos hasta dónde puede llegar el empresario”.

Sobre el autor

Portal Empresa

Portal Empresa

¿Cuál es tu opinión?