En primera persona

Malvinas, Veteranos de Guerra y Héroes Caídos en combate

Releo el e-mail con la atenta invitación a sumarme en la Conmemoración del 2 de Abril con unas líneas para el Portal Empresa, mi agradada e indubitable aceptación y una sugerencia que es también súplica: ….si es posible, para el 26 de marzo.

Es la Fiesta de la Anunciación y escribo contra reloj estas reflexiones para no defraudar la palabra dada.

Malvinas argentinas

La Guerra de Malvinas de 1982 es una circunstancia mayor en la azarosa Historia de nuestra querida Nación Argentina y por ello, no parece este espacio el lugar apropiado para comentarios y formulaciones que pudieran dar lugar a réplicas u opiniones que, aún diversas, pudieran todas tener su nota de razón y de verdad.

Con este cuidado entonces, quisiera apelar a su enorme significación desde la perspectiva de la apreciación y el valor.

Y aquí hay un punto central. Al igual que en la propia fenomenología del objeto para la valoración de la cosa bella, Malvinas depende sustantivamente de nuestra perspectiva para su manifestación y son la naturaleza irrenunciable de la Causa, el sacrificio del Hombre argentino en la turba y en el mar, -con incontables actos de coraje- y especialísimamente, el heroísmo de la sangre derramada hasta la buena muerte, los hechos y circunstancias que nos llaman y nos igualan en el amoroso duelo por la Gesta de recuperación en curso, ayer con las armas, hoy con el carácter, el talento y la determinación del Pueblo argentino.

De esto se trata: una mirada de Malvinas como Gesta, más allá de cualquier otra consideración, porque son los muertos, nuestros muertos los que en el silencio de sus tumbas, sin dudar nos interpelan. Y es que son las gestas la expresión más cabal en el camino de las naciones hacia su suerte y su destino. Son el lugar donde tienen cabida el esfuerzo, la abnegación, la inteligencia; son las gestas el mejor abono para la construcción de futuros venturosos y la realización de los grandes sueños siempre ardorosamente perseguidos!

2 de Abril de 2019, una Argentina todavía en deuda con su propio Destino…. Un año más de espera, pero también, si reunidos, un año menos para celebrar la Gloria!

Veteranos de Guerra de Malvinas

Notable condición ésta, llena de sugerentes implicancias. Armarse en defensa de la Patria, no es un derecho, sino un mandato constitucional, inherente a la condición de ciudadano.

Los hombres y el puñado de mujeres que por fuerza de aquel mandato, participaron de la Guerra del Atlántico Sur, por Malvinas y otro espacios insulares, son reconocidos legalmente como excombatientes, así lo dispone la Ley y así lo acredita su Documento Nacional de Identidad, en el que puede leerse la leyenda: ”excombatiente, héroe de la Guerra de las Islas Malvinas.”.

Y aquí quisiéramos detenernos. Hubieron años de dolorosa incomprensión y flagrantes equívocos y falsedades, donde campeaba la idea que soldados profesionales y jóvenes niños, arrastrados a una guerra inusitada, habían sido a fines del Siglo XX, incapaces de empatar la épica epopeya de sus mayores, en tiempos de lucha por la Libertad, la Organización o la modernidad.

La Biblioteca Popular “Puerto Argentino”, una iniciativa particular de un Veterano, en la localidad de General Rodriguez, Pcia de Buenos Aires, tiene más de mil títulos o volúmenes, vinculados a Malvinas y allí, con sus claroscuros, sus miedos o sus pequeñas defecciones, surge claro y altivo el carácter y el coraje del hombre argentino, el valor del soldado de Malvinas!.

Llamar héroes a los Veteranos excombatientes de Malvinas, no es una pose ni una concesión ligera, es simplemente el modo de honrar con justicia a aquellos que sin más mérito, ante el llamado, -aún con dudas o titubeos- , pusieron sus cuerpos y sus almas, para defender ese pedazo de tierra amada, en el fragor de la pelea.

El drama de la guerra, pero por sobre todo, el drama posterior en el dolor de la posguerra, nunca son gratuitos, las heridas en mayor o menor grado, quedarán siempre abiertas y expuestas. La posibilidad de escapar a los efectos leves o agudos, del stress postraumático ocasionado por vivencias de guerra, prácticamente tiende a cero.

Es la Sociedad con su reconocimiento y afecto el mejor bálsamo y el modo de asegurar la cura.

Los Caídos en Combate en la tierra y en el mar

Nunca llegaron a la condición de excombatientes, nunca tuvieron el reconocimiento formal de Veteranos de Guerra. Son soldados argentinos de distinta graduación militar,- también civiles-, que en el trance de la guerra, dieron por la Patria, su atributo más preciado: la propia Vida! Y con absoluta convicción decimos por la Patria, porque sin Ella, sería horroroso. Vidas entregadas en su plenitud , sin el menor sentido, mal justificadas en el reino de lo inútil.

Hay categorías en el sinuoso camino del vicio a la Virtud y la perfección humanas. Y allí donde la aquella busca el grado heroico de la santidad, seguramente allí o al menos en sus cercanías, podremos encontrar a esa pléyade de varones que en Malvinas, en un arrebato de coraje o tal vez sin darse cuenta, supieron orgullosos ofrendar su vida por los suyos, por nosotros, por el conjunto del Pueblo Argentino.

A 37 años, nuestro sentido homenaje a las familias de los Héroes caídos en la Guerra. Han transcurrido y convivido una vida entera con el peor de los dolores, padres, hermanos, hijos….., pero especialísimamente a las madres, auténticas, verdaderas, Madres de la Patria!

Sobre el autor

Mauricio Fernández Funes

Mauricio Fernández Funes

General (R), Veterano de Guerra de Malvinas, Director Ejecutivo Fundación Criteria.

¿Cuál es tu opinión?