Testimonio & Valores

Reportaje a Enrique Shaw: qué respondería a las preguntas de hoy

Pastor de Nevares
Escrito por Pastor de Nevares

Imaginando que hoy pudiéramos efectuar una entrevista a Enrique Shaw acerca de su forma de pensar y actuar, en el mundo empresario, seguramente éstas serían sus respuestas, de acuerdo a los hechos por él vividos, su forma de pensar plasmada en sus escritos y los tantos testimonios de personas que lo trataron.

¿Cómo cree que se logra un buen clima laboral en una empresa?

Cuando se considera la ganancia económica como la única ganancia, se pierde de vista que hay otros elementos más valiosos que lo económico. Cuando hay confianza, que todos tiren para el mismo lado que no es lo mismo que autoritarismo y ser dominantes, es escuchar, ver los problemas y las posibles soluciones.

¿Cuál considera que es uno de los aspectos más importante en la empresa?

Sin descartar los costos, la productividad, la innovación, el caminar por la fábrica y ver los problemas de todas las secciones. El intentar ser amable, sonreír y escuchar.

¿No cree que lo anterior puede resultar una pérdida de tiempo?

El conocer a mis empleados, sus preocupaciones, es algo que no delego
Intentando crear un buen ambiente hasta la productividad aumenta y los conflictos disminuyen
Quizás por mi alma de marino considero que una empresa es como un barco, un descuido de uno afecta a todos…

Sé que usted es un hombre de mucha fe, ¿qué es lo que pide en sus oraciones?

Pido saber escuchar, un corazón que escuche…. Muchos piensan que escuchar es perder el tiempo!! Escuchar no con el oído sino con el corazón… es muy distinto.

¿Podría comentarnos los sucedido en 1961, cuando llegó una orden de Corning Glass Work para despedir alrededor de 1200 empleados de las Cristalerías Rigolleau,?

Sinceramente me opuse, pienso que detrás de cada empleado hay una familia, y mi idea fue reacomodar en otras tareas a esos empleados, hasta que mejorara la situación, para eso prepare un escrito con la propuesta con la firme convicción que si se echaba una persona yo renunciaba.

Fui llamado a Estados Unidos donde pude explicar el proyecto y no se echó a nadie. Entiendo que el trabajo digno es tener cierta estabilidad y que no haya un despido sorpresivo.

Usted fue uno de los propulsores de la ley de asignaciones familiares ¿podría explicarnos cuál fue su punto de vista?

Cualquiera hubiera podido pensar que eso era un imposible, quizás es más fácil el no involucrarse pero buscando consenso y con mucha confianza y esperanza, insistí.  Había muchos teóricos que decían que “hay que” hay que hacerlo, pero no se tomaban el trabajo de concretarlo.

Cuando en febrero de 1957 me nombraron asesor de la Comisión de Estudios Económicos de la Unión Industrial Argentina presenté la propuesta con el cálculo que la asignación por hijo menor de 15 años debía ser de $150 y expliqué el cálculo para llegar a esa cifra. Para que la implantación de las asignaciones familiares no fuera excesivamente gravosa para el empleador -cosa que los desalentaría a tomar personal con familia numerosa- se ideó la creación de un Fondo de Compensación de Asignaciones Familiares, mediante el 5 % de lo que los empleadores aporten a las Cajas de Jubilaciones. De dicho fondo saldrán las asignaciones

En los fundamentos, pude explicar que dar un aumento general de salarios generaría inflación. En cambio implantar las asignaciones familiares sería algo direccionado especialmente a aquellos que más lo necesitan por tener hijos a cargo.

Es injusto que una familia que da hijos a la Patria se vea obligada a vivir en un nivel muy inferior al del soltero y además no pueda alimentar, cuidar y educar debidamente a sus hijos”.

Sobre el autor

Pastor de Nevares

Pastor de Nevares

ExDirector de Recursos Humanos del Hospital Universitario Austral y actualmente Profesor de la Universidad Austral, en la carrera de Psicología y en la materias: Recursos Humanos, Prácticas Profesionales y Responsabilidad Social.

¿Cuál es tu opinión?

2 comentarios