Management & Capital Humano

Confianza mata meritocracia

Todos estamos frustrados, los meritocráticos y los “igualitocráticos”. Como paliativo le ofrezco aquí una breve observación y una pregunta.

La observación es sobre nuestra cultura. Una regla no escrita que podríamos formular así, como el título.  Confianza es el criterio habitual que usamos para elegir colegas, ministros, colaboradores, funcionarios, asociados, directivos, empleados, entre otros. Esta confianza puede tener diversas fuentes. Es conocido, amigo, correligionario, compañero de colegio, camarada, compañero de facultad, familiar, compañero- compañero, ex, colega, conocido de un conocido, vecino, etc. Lo importante es no comprarnos un problema eligiendo el mérito de un don nadie que quizás sea un complicado.

Confianza mata meritocracia. ¿Podés tirar la primera piedra? End of story.

La pregunta o reflexión busca salir del terreno de la grieta y pisar sobre las decisiones concretas. Actuar en favor de la meritocracia y actuar en favor de la igualdad de oportunidades ¿Se oponen? Me refiero a los hechos concretos, no a las motivaciones.

Si, se oponen -en el comedor.

Si analizamos la disyuntiva desde el supuesto de que la riqueza es una torta por repartir, meritocracia e igualdad de oportunidades se oponen. Los sujetos receptores de las porciones no serían los mismos y la suma es cero. Pero… ¿no era que decías que la riqueza no es algo que está ahí listo para ser repartido, sino algo a crear?

No, no se oponen -en la cocina.

Si resolvemos el supuesto dilema desde la perspectiva de los sujetos agentes, es decir, visto desde quienes activamente deberían reconocer los méritos o dar oportunidades, puede haber coincidencia. Por ejemplo, puedo otorgarle a alguien un reconocimiento, recompensa o una oportunidad motivados, o bien por sus méritos, o bien por su potencial.

¿Qué le parece?

La naranja se pasea…/ de la sala al comedor… /no me tires con cuchillo…/tírame con tenedor.

Sobre el autor

María Marta Preziosa

María Marta Preziosa

Dra. en Filosofía por la Universidad de Navarra. MBA por IDEA. Programa de Investigación y Docencia en Ética y Empresa. Facultad de Ciencias Económicas, Pontificia Universidad Católica Argentina

¿Cuál es tu opinión?