Actualidad

La lucha de las empresas en América Latina contra la corrupción

Imagen de planta a través de una lupa

La corrupción es uno de los fenómenos más considerables de los tiempos actuales. Hoy casi todos los países en el mundo, a través de diversos mecanismos de prevención, buscan regular las relaciones éticas entre las empresas, debido a que existe una fuerte tendencia a actuar de forma poco transparente. En muchas ocasiones las motivaciones son para obtener el poder económico que tanto es valorado actualmente.

Debido a este fenómeno de los últimos tiempos se han incrementado las sanciones para los empresarios que buscan, a través de acciones poco transparentes, llegar a tener más poder en todos los niveles. Sin embargo, cada vez también se organizan mejor los actos de corrupción para sacarle la vuelta a las normas.

Por esta razón en diferentes convenciones los líderes de los países empezaron a implementar diferentes acciones para combatir este flagelo de las naciones y de esta forma evitar mayores alcances de la corrupción entre privados.

Y es aquí donde los programas de prevención y de ética empresarial se convierten en el mejor mecanismo para lograr prevenir que los colaboradores puedan tener a la mano ocasiones para cruzar el umbral de lo incorrecto.

Al respecto, Astudillo y Jiménez (2015) en una publicación sobre las recomendaciones de estos mecanismos para luchar contra la corrupción en los sectores empresariales, dicen lo siguiente: “Para combatir este fenómeno, diversos organismos internacionales han venido recomendando al sector empresarial adoptar una serie de medidas con el objetivo de mejorar la gestión” (p.63). Por ello es importante que los gremios empresariales asuman este gran rol de ser actores activos en la prevención de la corrupción en el sector empresarial.

Una nueva visión de la empresa y de su entorno

¿Pero solo basta que se implementen medidas de prevención, según lo que estipulan las leyes, para combatir las empresas en el sector empresarial? Considero que no, que se necesita ir más allá. La nueva visión de la empresa en Latinoamérica debe ser más que una norma que genere coerción y de esta forma sea el camino más eficiente para evitar el delito.

Es necesario que se genere una nueva visión de una empresa socialmente responsable, con conciencia moral, que brinde herramientas a sus colaboradores para que, en lugar hacer lo normal que no es correcto, puedan hacer lo correcto, aunque no sea normal en estos tiempos, ya que el poder está por encima de todo.

La nueva visión empresarial debe tener como herramienta de prevención más que el poder coercitivo de una ley, miembros de la organización que sean conscientes de que la corrupción, al final de cuenta, empobrece y destruye, por lo que es determinante el factor de convencimiento del colaborador y la decisión por más manuales y oficiales que busquen hacer cumplir la ley.

Es importante señalar que todos los procesos que se han dado en el mundo, en especial en nuestra región, para evitar actos de corrupción entre los privados han sido buenos. Desde luego, conforme avanzan los tiempos se crearán nuevas formas de hacer actos de corrupción, así que lo importante además de tener claro los manuales, códigos y procesos para sancionar estas acciones, se debe ir al ser humano, al colaborador y hacerlo consciente que lo ético es vital y es más rentable a mediano y largo en el mundo empresarial hoy.

 

Referencias bibliográficas

Sobre el autor

Aldo Lorenzzi Bolaños

Vicepresidente de la Comisión de Derecho Civil de la Sociedad Peruana de Derecho. Miembro del Consejo Consultivo de Alto Nivel de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma del Perú. Director de la Firma AL & Asociados.

Deje su opinión

1 comentario

  • Cierto, la bandera de la corrupción lo llevan los políticos peruuanos, que son el ejemplo que dan a los empresarios, quienes a su vez se convierten en malos politicos, con el afan de tener poder y emitir leyes favorables a sus propios intereses, descuidando a sus propios votantes, …