Valores

“La mayoría de nuestros exalumnos son los primeros de la familia en alcanzar el título secundario”

Colegio Madre Teresa
Escrito por Portal Empresa

El Padre Juan Pablo Jasminoy fundó en 2003 el Colegio Madre Teresa: educación de calidad y gratuita, especializada en contextos de pobreza extrema

“Brindar una oportunidad de excelencia educativa a los niños de las familias más vulnerables para que ellos puedan forjar un proyecto de vida en el futuro”.  Así describe quien fundó en 2003 y aún dirige el Colegio Madre Teresa – el P. Juan Pablo Jasminoy- la idea que lo llevó a levantar en la zona más desfavorecida del partido de San Fernando, una escuela de excelencia a la que asisten los niños y jóvenes más vulnerables de la zona.

Su experiencia trabajando en Calcuta y el intercambio inspirador con la Madre Teresa sembraron la semilla en 1994. Por eso cuando en 2001 lo encontró como párroco en Virreyes y la crisis despedazó el presente y el futuro de las familias del barrio, no dudó.

Una idea innovadora que se cristalizó a partir de la crisis de 2002

En menos de un año estaba en pie el Colegio Madre Teresa con una propuesta de educación de calidad y gratuita exclusiva para los niños que reunían la mayor cantidad de factores de riesgo.

Una propuesta innovadora con visión social de largo plazo, que los recibía todo el día, con alimentación, asistencia y educación de calidad asegurando su acceso a través de la gratuidad.

A casi 20 años de ese día, el Colegio Madre Teresa consolidó su modelo pedagógico especializado en educación en contextos de pobreza extrema y hoy se sostiene con el apoyo de toda la comunidad.

Cada año ingresan 60 nuevos alumnos en Preescolar para emprender un camino de 13 años de educación de calidad hasta el logro de su título secundario y su posterior inserción laboral o académica.

De la mano de un equipo docente especializado, 1135 alumnos asisten de 7:45 a 16:00 con jornada educativa completa, tres comidas diarias, asistencia psicopedagógica, sanitaria, formación en valores e intervención en casos de vulneración de derechos. Y en horario extraescolar, a programas gratuitos abiertos a toda la comunidad, de Orquesta Sinfónica, Hockey y Jóvenes en Desarrollo (inserción laboral y académica).

Un impacto social concreto desde el día 1

“Pensaba que el impacto social se iba a ver cuando llegara la primera promoción del secundario, pero vimos un importante impacto en las familias ya en los primeros años”, revela el P. Jasminoy. La jornada completa les permitía a los padres saber que sus hijos estaban cuidados y buscar trabajar, terminar sus estudios o mejorar también sus casas.

La primera generación con título secundario

La realidad en Virreyes duele todavía hoy.

Según el último relevamiento familiar de 2019, el 62% de los hogares de los alumnos está a cargo de adultos con educación primaria o primaria incompleta. Por eso el título secundario es un verdadero hito familiar hacia la promoción social.

Con la de 2022, serán 10 promociones de jóvenes de Virreyes que construyen proyectos de vida diferentes. Hoy 43% de los exalumnos estudia una carrera universitaria o terciaria y el 60% está trabajando.

Los bachilleres del Colegio Madre Teresa van por más. Están estudiando en instituciones como UBA, UGS, UADE, Digital House o UTN. Y han logrado insertarse laboralmente en distintas empresas con trabajo formal como Andreani, Arcor, Atento, Burger King, Roemmers, Carrefour, Coto, Deloitte, Duke, Belgrano Day School, Transener, ITR, Hotel Wyndham, Wunderman Thompson, Hoyts, Kansas o Megatlon.

 

Del círculo de la pobreza a un círculo virtuoso: inserción real

“Este año hemos incorporado a dos exalumnos como profesores, de inglés y matemática. Vamos viendo cómo se rompe ese círculo de pobreza en el que las familias han estado por generaciones y se transforma en un círculo virtuoso de promoción social y personal que me llena de orgullo y alegría que se pueda concretar”, concluye el P. Jasminoy.

Un trabajo conjunto con donantes particulares y empresas socialmente responsables

El Colegio Madre Teresa nació gracias al impulso, la confianza y la generosidad de Javier Madanes Quintanilla, Presidente del Grupo Fate-Aluar y su esposa Andrea Scuderi.

Como resultado de un plan estratégico de diversificación del financiamiento para la sustentabilidad, hoy son muchas más las empresas que eligen canalizar sus iniciativas de RSE a través del Colegio mediante aportes al fondo de becas, aplicación a proyectos, eventos a beneficio, voluntariado corporativo y donaciones en especie. Este modelo contribuye a sustentar la obra a corto y largo plazo e integra también al Estado: todos los actores sociales son parte de un proyecto que busca equidad educativa y social en beneficio de todos.

Sobre el autor

Portal Empresa

Deje su opinión

1 comentario

  • Considerando que el 34,3% que llega al último año de la secundaria asiste a escuelas del sector privado y, quienes llegan en tiempo y con los conocimientos satisfactorios representan el 63,7% en escuelas de gestión privada y el 36,3% en estatales, ES TODO UN LOGRO FELICITACIONES JUAMPY