Actualidad

Crecimiento de la productividad total de los factores en la Argentina…

Puerta de madera con un nudo en la puerta corroído
Escrito por Mauricio Grotz

Crecimiento de la productividad total de los factores en la Argentina y a nivel provincial. Ineficiencias y cambio tecnológico


El presente artículo integra la publicación «Productividad Inclusiva» del IAE Business School, de la Universidad Austral (diciembre 2021). En la entrega pasada compartimos «Los desafíos de la política social en la postpandemia», de Agustín Carbó. Para leer el dossier completo, hacé clic acá.

La «productividad total de los factores» (PTF), es un indicador clásico en economía que intenta reflejar la eficiencia en el uso de los recursos en el proceso de producción. En términos simples, si la cantidad de insumos permanece constante entre dos períodos, un aumento en la producción sería atribuible a un incremento de la PTF, por esta razón se interpreta usualmente como «avances en la eficiencia productiva». A pesar de las críticas y controversias, continúa siendo uno de los principales indicadores para analizar la productividad de las economías y entender los determinantes del crecimiento económico de largo plazo, de allí su relevancia. Una evolución positiva se la asocia al progreso tecnológico, mayor eficiencia, bienestar y mejores estándares de vida de la población.

En Argentina, el crecimiento de la PTF ha sido errático y más bien leve. Tal como se observa en el gráfico 1, entre 1970-1990 el indicador desciende de manera sistemática, recuperándose durante la década de los ’90, para caer de forma abrupta en la crisis 2001/2002. A partir de allí, se registra un nuevo ciclo de recuperación interrumpido por la crisis financiera internacional, con una tendencia decreciente desde 2010 hasta la actualidad. Diversas fuentes coinciden en este patrón, con conclusiones poco alentadoras. De acuerdo con las estimaciones del Banco Mundial (2018), la tasa de crecimiento anual promedio de los últimos 20 años es cercana al 0% y el período 2012-2017 sería, según datos oficiales, uno de los de peor performance del indicador. Los principales estudios sostienen que las crisis recurrentes y políticas inestables han impedido generar ganancias de productividad sostenibles y por lo tanto el país no realiza esfuerzos por acumular factores productivos, los cuales, además, son utilizados de manera ineficiente.

¿Ocurre lo mismo a nivel subnacional? ¿Cuál ha sido el crecimiento de la productividad total de los factores (PTF) en las provincias argentinas? Utilizando una metodología [1] para distinguir cuán eficiente fueron las economías provinciales entre 1980 y 2010, y la influencia del cambio tecnológico, los datos también revelan un estancamiento de la PTF con un crecimiento anual promedio en torno al 0% y valores similares entre provincias. Las jurisdicciones habrían producido solo entre un 15% y 45% del producto potencial, con una eficiencia media del 31% y muy pocos casos —correspondientes a CABA, Tierra del Fuego y Santa Cruz—, se ubicaron más cerca de la frontera (entre el 60% y 90% del producto potencial). Si nos comparáramos con estimaciones de este estilo para China (que lidera el ranking mundial en el crecimiento de la PTF) para un período similar, se advertiría un cuadro totalmente opuesto, siendo el cambio tecnológico el motor del crecimiento de las provincias chinas y un notable dinamismo.  En definitiva, los datos aportan evidencia sobre la escasa relevancia del progreso tecnológico como motor del desarrollo económico provincial. Las variaciones de la PTF estarían explicadas prácticamente por las ineficiencias productivas, lo que coincide con los estudios a nivel nacional que indican que los crecimientos en la productividad estarían asociados con el uso o no de factores ociosos, dando cuenta de las dificultades del país para promover mejoras de productividad sostenibles en el largo plazo.

 [1]Se utilizó el método de la frontera estocástica.

Sobre el autor

Mauricio Grotz

Magíster en Ciencia Política (UTDT), Licenciado en Economía (UNCuyo) y en Estadística (UNCuyo). Es profesor de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Austral y dirige allí el Centro de Estudios Tributarios.

Deje su opinión

1 comentario