Valores

El que busca, ¿qué encuentra?

Escrito por Ignacio Gorupicz
Escuchar este artículo

El viernes pasado intenté ir a la Misa de las 9 AM cerca de casa. Al llegar a la parroquia me encontré con la puerta cerrada. Al dar la vuelta a la manzana para volver, pasé por la calle detrás de la parroquia y noté que la ermita de la Virgen María del barrio estaba vacía. No lo había notado porque cuando paso por ahí los domingos es de noche. Resulta que hacía unos diez meses la Virgen había sido vandalizada y no la habíamos repuesto. Le mandé un WhatsApp al sacerdote y le pregunté que se necesitaba para poner a la Virgen de nuevo en su ermita. Empezamos a pensar cómo protegerla mejor: si una estructura de hierro o algún vidrio especial. Pero resulta que la gente del barrio toca a la Virgen. Así que concluimos que la íbamos a instalar de nuevo como siempre había estado, y que sí la rompían la íbamos a volver a instalar todas las veces que fuese necesario. A los dos días entronizamos la Virgen.

Hubo una linda ceremonia después de Misa de domingo con unos cuantos vecinos. Ahí le sugerí al sacerdote la idea de armar un grupo de WhatsApp abierto (“todos a todos”) para que los que vamos a Misa en los distintos horarios nos presentemos y veamos qué otras cosas podíamos hacer por la parroquia. Dudamos un poco: nos daba miedo que un grupo abierto se llenase de mensajes a toda hora. La cuestión es que lo armamos. Me puse a compartir algunas actividades, pero muy rápidamente el grupo se llenó de abundantes saludos, bendiciones, pedidos de oración y emojis de todo tipo. Confieso que archivé el grupo, pero sí veo que tiene decenas de buenos días y buenas noches a diario. La comunidad a su manera le encontró mejor uso que el que habíamos imaginado. Todo esto creo termino envalentonándonos a varios. Así que luego de unos cinco años, este 29 octubre a las 19 horas vamos a volver a celebrar Misa en el country donde vivo.

Me puse a leer la catequesis sobre la expresión bíblica “el que busca encuentra” (Lucas 11:9) y consistentemente se refiere a la importancia de rezar. En concreto a que hay que rezar con perseverancia. Quizás haya también una reflexión en torno a animarse a “buscar algo”. En torno a animarse a dar un primer paso y terminar encontrando algo mucho más grande.

Es que Dios no se deja ganar generosidad.

Sobre el autor

Ignacio Gorupicz

Socio en McKinsey & Company. MBA Stanford University. Master en Finanzas UTDT. Contador y Licenciado en Administración (UBA). Vicepresidente Primero ACDE y Presidente del Encuentro Anual ACDE 2021.

Deje su opinión