Agenda para el crecimiento

Emisiones sectoriales de carbono y cambio climático global

La humanidad apoya sus pies sobre dos mundos: uno, sobre el mundo civilizado de los humanos, donde funcionan ciudades, rutas, automóviles, aviones, barcos; es el que nos provee educación, ciencia, y avances tecnológicos.  El otro, sobre el mundo natural, donde encontramos océanos, montañas, praderas, ríos, bosques, animales, clima; es el que nos provee alimentos, energía, agua, aire, materiales. Entre ambos mundos surge un conflicto cuando el mundo artificial de los humanos crece desproporcionadamente a expensas del mundo natural y degrada sus bases biológicas y físicas, lo cual se refleja en recursos que se agotan y desechos que se acumulan (entre otros, aquellos que disparan el cambio climático global).

Importancia del ambiente en la comunidad global de negocios

La comunidad internacional de negocios reacciona ante estos problemas, como lo demuestran sucesivas encuestas anuales realizadas en ocasión de las Cumbres de Davos en Suiza (World Economic Forum, 2021).

En la Cumbre del 2012, los problemas detectados estaban muy asociados al riesgo económico y algunas problemáticas sociales de importancia creciente. En el 2016, se plantea por primera vez como prioritaria la necesidad de atacar el problema del cambio climático global. Pero en el 2021, cuatro de los riesgos priorizados correspondieron a problemas ambientales: el clima, la destrucción de recursos naturales, la pérdida de especies animales y vegetales, y los deficientes diseños políticos para resolver los problemas ambientales.

Los problemas asociados al cambio climático “ranquean” alto en la prioridad de las sociedades modernas, sobre todo a partir de la cumbre del clima de Paris en el 2015. El calentamiento global, que es consecuencia de la emisión de carbono asociada a las actividades humanas, nos conduce a escenarios preocupantes, por ejemplo, el derretimiento de los polos, la retracción de los glaciares de alta montaña, el ascenso de los mares, la reconfiguración de los patrones climáticos de la tierra y los eventos extremos del clima.

Emisiones sectoriales y calentamiento global

De acuerdo con Naciones Unidas, los sectores sociales y económicos vinculados al consumo de combustibles fósiles dan cuenta aproximadamente del 75 % de las emisiones globales. Por otro lado, los sectores asociados a las industrias biológicas como la producción de alimentos y fibras explicarían el 25 % restante. Durante los últimos años, se ha prestado especial atención a las contribuciones directas o indirectas (vía deforestación) que la agricultura y la ganadería estarían haciendo al calentamiento global del planeta.

El sector agropecuario y las emisiones de carbono

La ganadería de rumiantes (bovinos y ovinos) es foco de críticas debido principalmente a sus emisiones de metano, que es un potente gas con efecto invernadero que puede ser expresado en términos de carbono. Grupos ambientalistas y veganos promueven con vehemencia un cambio hacia dietas que no incluyan productos animales, especialmente de origen bovinos. Sin embargo, no son los bovinos la principal fuente de metano en la naturaleza. Mientras los rumiantes emiten alrededor de un 20 % de este gas, los humedales o pantanos naturales dan cuenta de un 30 % de esas emisiones.

En medio de estos debates, es importante destacar que el sector agropecuario argentino es un jugador menor en las emisiones globales: se estima que apenas el 0,22 % es emitido en el país por el sector rural, y de esa cifra insignificante en sí misma, poco menos de la mitad corresponde a la ganadería bovina.

Sobre el autor

Ernesto F. Viglizzo

Ingeniero agrónomo, doctorado en la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica. Investigador Principal del CONICET y del INTA, miembro del consejo asesor académico y profesor visitante de la Universidad Austral. Miembro Correspondiente de la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria.

Deje su opinión

3 comentarios

  • Gracias por la respuesta. Tengo otra pregunta: ¿cuál es el porcentaje de las emisiones totales de Argentina respecto de las emisiones globales? ¿y dentro de Argentina cuáles son los porcentajes que le corresponden a cada sector?