Agenda para el crecimiento

Perdido en Grunheide

Elon Musk y Tesla

Grünheide (Mark) es una comuna en el distrito Oder-Spree, en el land alemán de Brandenburgo, Queda a 30 kilómetros al sudoeste del centro de Berlín y está situada sobre el río Löcknitz. En ese suburbio berlinés, Tesla ha construido su primera giga planta industrial europea cerca de la Autobahn A10.

Elon Musk es un conocido enemigo de la sindicalización de la industria, en particular cree que ese aspecto ha destruido la competitividad del sector automotor de los EE.UU. Cuando el Directorio de Tesla aprobó la construcción de su primera planta en Europa, se sabe que Tesla incluyó el tema sindicalización como uno de los ejes principales sobre los cuales pivotearía la toma de la decisión sobre dónde ubicarla. En casi todos los ejes Alemania resultó ser la ubicación preferida entre las alternativas consideradas, a pesar de su muy baja calificación en el criterio sindical.

La habilitación de la planta se produjo sólo después de la elección del Comité de Empresa por parte de sus trabajadores, como es de rigor en todas las empresas radicadas en Alemania. En este tema no ha podido apartarse del esquema de gobernanza de ese país, en donde por ley dicho Comité debe compartir con el management decisiones sobre horario de trabajo, licencias, capacitación, etc. Sin duda los procesos de la empresa deberán adaptarse a estas condiciones, distintas de las que rigen en la mayoría de los estados de EE.UU. Set para la visión sindical.

Esta visión está encarnada en el poderosísimo sindicato IG Metall que representa a los trabajadores de la industria automotriz, ha estado batallando contra Musk desde que éste se negó a aceptar que sus nuevos empleados estuvieran incluidos en la negociación del convenio colectivo de trabajo para el sector. El gremio se queja porque estima que Tesla paga bien a su equipo gerencial, pero paga salarios de alrededor del 20% menos al personal de la línea de producción. Para facilitar su acción, IG Metall ha abierto una oficina en Grünheide y contratado a una persona que habla polaco para entenderse con los trabajadores que Musk ha contratado en Polonia.

Elon Musk. Tesla. Grunheide

Elon Musk

Tesla ha contratado recién 2.500 de los futuros 12.000 trabajadores que tendrá la planta de Grünheide. Evidentemente la primera elección del Comité de Empresa le ha resultado más favorable en febrero de 2022 de lo que le será en el futuro.

Como se puede observar, ya ha pasado la valla de 2.000 trabajadores que lo obligaría a compartir el consejo de supervisión [1] con 50% de sus miembros elegido por el capital y 50% por sus trabajadores. Sin embargo, Musk sacó un as de la manga: se organizó como una SE o Societas Europae [2]. Una SE es una empresa organizada según la legislación de empresas de la Unión Europea en la que se mantiene la obligatoriedad de elegir el Comité de Empresa, pero en cambio, está exenta de algunas reglas de “co-decisión” como la relativa a la composición del consejo de supervisión. Set para la visión empresaria de Musk.

Es difícil saber quién está perdido en Grünheide. Quienes creen que se impondrá la práctica de gobernanza alemana, dirán que Musk está perdiendo el tiempo con sus tácticas de dilación. Quienes confían en el aprovechamiento de regulaciones superadoras de escala europea, pensarán que Tesla conseguirá operar de manera distinta a las “oprimidas” Opel [3], BMW o Daimler Benz (Volkswagen parece tener cierta inmunidad al participar en su capital el land con los contactos oficiales que implica tenerlo de accionista).

Tendremos que esperar para ver si los abogados de Tesla Deutschland consiguen hacer prevalecer este híbrido que ha surgido de la interacción entre la visión menos regulatoria de los EE.UU. contra la tradición híper regulada de Alemania…

Sobre todo, tendremos que concluir lo importante que es entender el marco legal y regulatorio de cada país para estructurar sabiamente la gobernanza de cada empresa. Será un elemento clave para operar en mundo que sigue profundizando la globalización más allá de protestas y cuestionamientos de todo tipo.

 

#Artículo publicado originariamente en la web del Instituto de Gobernanza Empresarial y Pública (IGEP).

 

Sobre el autor

Alejandro Marchionna Faré

Ingeniero Industrial (UCA), MBA (Harvard) y Doctor en Administración (UCEMA). Consultor en estrategia, miembro profesional de Directorios, profesor de postgrado, Chartered Director. Secretario General del Instituto de Gobernanza Empresarial y Pública (IGEP).

¿Cuál es tu opinión?

1 comentario