Actualidad

¿La robótica y la Inteligencia Artificial van a terminar con profesiones y empleos?

Photo by Sora Shimazaki: https://www.pexels.com/photo/crop-business-partners-signing-contract-in-office-5673489/
Escuchar artículo

Mucho se escribe y se debate sobre las profesiones y los empleos que se van a terminar por la inteligencia artificial y la robótica.

Esto hace pensar que, con el avance del desarrollo de la computación, la gente se quedaría sin trabajar y serían reemplazados por gadgets que harían tareas repetitivas en forma más eficiente.

Sin embargo, el maravillamiento por estas herramientas, no nos dejan ver, la verdadera situación del asunto.

En primer lugar, un programa de computación, NO le va a sacar el puesto de trabajo a nadie.

El programa no se va a levantar, empujar al trabajador y ponerse a trabajar.  Es de ciencia ficción.

Son los propios seres humanos quienes reemplazan a seres humanos por programas de computación.

Entonces, la inteligencia artificial no reemplaza a nadie. Nosotros nos reemplazamos.

Y esto está mal.

Se podrá poner robots para construir autos, y apoyar a los seres humanos dentro de la fábrica para hacer el proceso más productivo.

Se podrá poner robots para entrar en lugares en donde el ser humano no lo pueda hacer por contaminación, por no tener oxígeno o por otros motivos.  Lo cual sería de mucha ayuda.

Pero no es necesario, reemplazar al ser humano en todas las tareas.

Es como cuando te regalan un nuevo celular o tablet, que te maravillas jugando, y perdés dimensión de la realidad (del mundo y del universo).

Hay que contratar empleados y no robots.  La inteligencia artificial no reemplaza a nadie.

Esto va de la mano de las reducciones de jornadas.  Nos empezamos a maravillar que se trabaje en home office, que se trabaje tres días.

Es grave el problema.  Estar encerrado en la casa, produce problemas psicológicos a largo plazo graves.

El trabajo en una oficina es un medio importante de sociabilización.

Por otro lado, trabajar menos días, implica pensar, para que estemos en el mundo.  ¿Para qué vivimos?

¿Para no hacer nada?  ¿Para ocio?

Es lindo el ocio, el hobby, etc.  Pero cuando se trabaja.  Es fundamental el tema.

 

El tema de no ser productivo en la vida produce problemas en la psiquis de forma irreparable.

Hay que crear trabajo.  No acabar con el mismo.

Si nos ponemos a pensar para que Dios creo la vida.  Nos damos cuenta de que la hizo para que trabajemos.  Y así podemos disfrutar los momentos de ocio.  De familia.  Etc.

Pero si la vida es ocio, y no hacer nada o poco.  Al principio podrá ser un momento de alegría.  Con el paso del tiempo viene la depresión y las preguntas de qué podemos hacer.

Qué podemos hacer para ser más productivos, ¿qué podemos hacer para dejar nuestra huella en el mundo?

Tan solo con trabajar y hacer nuestro trabajo estamos haciendo algo.  Que nos hace feliz.

Y cuando llegamos a casa disfrutamos la familia.

Los robots e inteligencia artificial pueden ayudarnos a hacer un mundo más productivo.  Pero no nos van a reemplazar.

Nosotros nos reemplazamos.

Sobre el autor

Alejandro L. J. Tonnelier

Socio del Estudio Tonnelier. Fue investigador del Instituto de Investigaciones Contables de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires y docente de diversas asignaturas del área contable.

Deje su opinión