Carta del Director

Datos que deben avergonzar a todos los argentinos

Esta semana se han conocido los alarmantes datos de la pobreza en nuestro país, agravados por el impacto de esta situación en nuestros niños.

El primer motivo de vergüenza es que estos datos han sido ocultados intencionalmente durante más de cuatro años. Ciertamente los principales responsables de este hecho fueron los funcionarios del anterior gobierno y esta omisión resalta el esfuerzo privado de organizaciones como la Universidad Católica Argentina que, mediante el Observatorio de la Deuda Social, continuó suministrando datos durante ese período a pesar de las presiones recibidas. Pero el gobierno fue elegido por la sociedad y a todos nos cabe algo de responsabilidad. Especialmente en el campo de la solidaridad con aquellos que se encuentra sumidos en esa grave situación.

Un país rico como la Argentina no puede tener este problema que ahora se muestra en toda su crudeza. Tampoco es posible que se utilice como estrategia política para intentar desestabilizar a quienes hoy están en el gobierno, aunque sí es importante demandarles los esfuerzos que deben realizar para salir de esta situación.

Es loable que el Gobierno transparente los datos, los reconozca y manifieste claramente su intención de afrontarlo marcando que se trata de una política de Estado, no de un gobierno.

No obstante, desde ACDE consideramos que sin desmerecer las actitudes del gobierno debe planearse un nuevo paradigma: la pobreza es responsabilidad de todos y las organizaciones sociales deben tomarlo como propio elaborando un plan que tienda a paliar, a lo menos, los efectos inmediatos, aunque somos conscientes que son las políticas de Estado las que le darán solución definitiva.

En esta línea ACDE convoca a las organizaciones sociales para que, cada una en su especialidad elabore políticas para hacer llegar los bienes y servicios esenciales a quienes más los necesitan.

El primer punto que consideró ACDE para superar esta situación es actuar de acuerdo a los principios éticos y con transparencia. Por ello convocó a la firma del Compromiso Personal Empresario, donde ya adhirieron más de 300 ciudadanos.

La alimentación, la salud, la educación, el acceso a la Justicia, la seguridad son estos bienes y servicios de los cuales carecen los pobres e indigentes de nuestro país y existen organizaciones sociales que se ocupan específicamente de estos temas.

Por nuestra parte, al ser la voz de muchos dirigentes empresarios podemos aportar nuestro esfuerzo para llegar a las empresas y solicitar su colaboración por su responsabilidad social.

Convocamos a aunar nuestros esfuerzos en el campo que cada uno conoce más. El Estado debe estar presente elaborando políticas públicas y ejerciendo el principio de subsidiariedad a fin de poner su esfuerzo apoyando a las organizaciones sociales, convocando a las mismas y, fundamentalmente, ordenando el caos y la falta de transparencia que existe en la asignación de recursos provenientes de planes sociales.

El Portal Empresa (www.empresa org.ar), órgano de difusión de ACDE, pone a disposición su espacio para todas aquellas personas y organizaciones que quieran difundir sus ideas y las convocamos a concretar una agenda de acciones concretas de lucha contra la pobreza e indigencia.

Sobre el autor

Director Portal Empresa

Director Portal Empresa

Director de Portal Empresa, la revista digital de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE).

¿Cuál es tu opinión?

1 comentario

  • Es cierto, la responsabilidad es de todos. Por ejemplo, los empresarios son responsables de no pagar salarios por debajo de la línea de pobreza. Hoy, un tercio de los pobres tienen empleo y trabajan ocho horas por menos de 10.000 pesos, es decir, debajo de la línea de pobreza.