Sobre el autor

Gonzalo Tanoira

Presidente de ACDE. Presidente del Directorio de San Miguel. Es Licenciado en Administración de Empresas (UB) y tiene un MBA del Wharton School de la Universidad de Pennsylvania.

¿Cuál es tu opinión?

4 comentarios

  • Yo en lo particular diría gobierno y no gobierno… porque decir oposición..es predisponer a qué se opongan a las propuestas del ejecutivo…..sino no van a ser verdaderamente opositores…..y así por este error de expresión…..se confunde el verdadero objetivo que es La Patria… por los mesquinos intereses partidario

    • Es que en realidad la oposición es parte de los gobernantes a través de las cámaras de diputados y senadores y los ejecutivos provincial y municipalidad.

  • Altamente valioso el enfoque de Gonzalo. Creo que su reflexiòn excede notablemente el tema de la reacciòn ante el mensaje del Papa Francisco. Voy a rescatar 4 palabras: Oposiciòn, culpables, màs constructivos, incorporar todas las visiones. En ellas està una clara lìnea de pensamiento que encierra la realidad de nuestra patologìa.
    Mi experiencia de vida (profesional, social, en los deportes y en la docencia) indica que estas reflexiones – cargadas de enorme emotividad – son aplicables a todos los aspectos de la argentinidad. Nuestra discapacidad social y hasta anatòmicamente integrada en lo gestual, de articular posiciones tiene 3 barreras que resultan infranqueables para la armonìa en sociedad. Es asì que la folklòrica emotividad exagerada se suma (¿provoca?, la exaltaciòn permanente para destacar un hecho o una creencia (a favor o en contra) especialmente ante la otredad, Si a ello le agregamos (tercer factor determinante) un fanatismo individual y colectivo que aporta una cuota desmedida y carente de proporcionalidad de apasionamiento y celo en la defensa o en el ataque de un hecho o una circunstancia, vemos que el triàngulo perfecto del desencuentro es la resultante. Somos caminantes de los extremos en lugar de transitar por el centro equilibrado. Tal como lo propone el autor en su frase final hay que incorporar todas las visiones. ¿Y entonces?
    No nos queda otra que hacer docencia de sensatez, de equilibrios, de equidistancia, dandole participaciòn al otro y acercando permanentemente posiciones. La fuerzocracia poderosa està agotada. La tolerancia cristiana es el camino. El equilibrio de la sinrazon debe terminarse fijando mètodos claros e inviolables para llegar a acuerdos. Quizàs vivir votando no es una manera de solucionar el problema. La ciencia no es democràtica. Ante un abdomen quirùrgico no se puede formar una junta mèdica de 8 mèdicos y que voten. Deben ir acotando el diagnòstico hasta que los que saben (probablemente uno o dos) en funcion de las aproximaciones sucesivas, dar con la apropiada receta quirùrgica. Sòlo la alternancia garantiza la calidad de vida. Sabio utilizarla para continuar y adaptar y no para destruìr lo heredado. Muchìsimas gracias Gonzalo. Me diste letra. Perdòn si me excedì en la manera de expresarlo. AMEN.

  • Muy buena observación Gonzalo. Gracias por la reflexión. El último evento fue realmente enriquecedor. También lamente que los medios sacarán de contexto las palabras de Pérsico o se que quedarán solo con la anécdota de un comentario que a mí humilde entender trato de describir una realidad y no la de hacer una apología del matriarcado.