Agenda para el crecimiento

Legislación y rentabilidad

Escrito por Roberto Vassolo
Escuchar este artículo

Se suele valorar el impacto de los planes de estabilización macroeconómicos en el mundo de los negocios, pero ¿qué hay sobre el efecto de la legislación sobre la rentabilidad?

Argentina necesita un fuerte plan de estabilización, hay pocas dudas de esto. Sin embargo, sin un cambio profundo en las leyes impositivas, laborales y previsionales, la actividad económica seguirá estancada y el producto por habitante permanecerá con pocos cambios, como ha sido la regla de los últimos 50 años.

El próximo Congreso definirá cuánto podrá crecer el país las próximas décadas. Si sus reformas son insuficientes o equivocadas, seguiremos estancados más allá de lo bueno que pueda ser el plan de estabilización.

El destino del sector productivo se juega en el Congreso y, cuando lo miro, encuentro que el sector empresarial casi no tiene voz allí. Hay diputados del sindicalismo, de los movimientos sociales y hay una larga lista de “políticos profesionales” que entran en las listas sábanas. ¿Y los diputados del sector empresarial? Totalmente ausentes.  Sólo esta ausencia explica que en Argentina una empresa pueda ser gravada por muchos de los más de 167 impuestos que potencialmente la afectan. Sólo esta ausencia explica que tengamos una presión impositiva sobre la rentabilidad de más del 100% de la misma, según datos del Banco Mundial. Sólo esta ausencia explica que tengamos casi el menor número de empresas por cada 1000 habitantes a nivel global, tal como he descrito en varios posts. Sólo esta ausencia explica que hayamos generado un monstruo donde en las últimas décadas sólo crecen los empleos estatales, monotributistas y en negro.

No pido ni deseo que la incidencia del sector empresarial llegue a la mitad del Congreso, que es el valor que hoy se encuentra en Estados Unidos si tomamos los datos de Robert Reich. Pero no se puede pensar en la existencia de legislaciones que lleven al crecimiento sin una voz fuerte del sector empresarial en el Congreso.  ¿Cómo se logra? Reclamando espacios en las listas, como lo hacen los otros sectores. Estar en el congreso no es sólo un derecho del sector empresarial, es un deber cívico irrenunciable.

Sobre el autor

Roberto Vassolo

Economista (UCA), PhD in Strategic Management (Purdue University), Profesor Titular, IAE Business School, Universidad Austral.

Deje su opinión