Cultura

Libros que me inspiraron: Luis Bameule

Luis Bameule
Escrito por Luis Bameule

En este lista me concentré en aquellos libros que más me han impacto e influenciado relacionado con mi vocación como hombre de empresa. Me gusta mucho leer, por lo que muchos libros me han influenciado a lo largo del tiempo, pero varios poco tienen que ver con mi vocación profesional y sí con otros intereses.

La Biblia: leída o escuchada en Misa. Sabiduría, solaz, ánimo… No hace falta decir mucho.

Michael Novak, Los Negocios como Vocación: Lo primero que leí donde se mezclaba mi creencia religios y valores con la vocación de empresa me lo dio mi padre. Era una carta que Michael Novak había escrito, que posteriormente salió impresa en castellano, y que formaría la base de este libro que salió después dado el enorme éxito de ese primer escrito de Novak. Quizás alguno se acuerde bien del nombre de esa carta, pero Los Negocios como Vocación lo incorporan y llevan más allá. Me abrió los ojos, me tranquilizó y aclaró cosas, y me confirmó en mi vocación.

Varios de Enrique Shaw: Aunque los leí mucho después, muchos textos y escritos de Enrique tuvieron un impacto parecido (aunque más maduro) que el de Novak. Somos afortunados en ACDE de poder contar con ellos fácilmente y de primerísima mano.

Ayn Rand, El Manantial y La Rebelión de Atlas: Leí estos libros hace relativamente poco tiempo y pocas veces algo me pegó tanto. Hay gente que los defenestra como egoístas, sin Dios, etc: mi lectura pasó más por ser una alegoría a la capacidad del hombre (hecho a imagen y semejanza de Dios) de poder co-crear con El y ser una fuente de progreso para sí mismo y para otros, y cómo esa fuerza debe ser dirigida hacia el bien. Es decir, la revalorización básica, esencial, de lo que es ser un empresario de verdad. En tiempos kirchneristas ver en La Rebelión cómo una sociedad se deshace a sí misma destruyendo a los que crean era casi profético y de una tristeza muy grande… A su vez, los comentarios de uno de los personajes sobre qué es el dinero y su valor creo que deberían darse en los colegios.

Açemoglu y Robinson: Por qué Fallan las Naciones. Saliendo de un ámbito puramente personal dentro de una vocación empresaria, entender el rol de las instituciones (más tras la última década en Argentina) y cómo su fallo, su abuso, su uso para intereses espurios, etc. ha generado un caso único en el mundo de un país que, teniendo todo y habiendo hecho lo más difícil, se encaminó en una senda de “des-desarrollo”.

Huntington, The Clash of Civilizations: No recuerdo su nombre en castellano, pero cuando a salió a mediados de los 90s me pareció muy interesante, sólido y bien escrito, aunque no entendía dónde estaba la vinculación con la realidad. Hoy, casi 20 años después, su aplicabilidad es total. Pero en aquel momento el foco era otro, más vinculado a…

The Lexus and the Olive Tree, Thomas Friedman: Tampoco estoy seguro de haberlo visto en castellano, pero en su momento fue lo mejor que ví sobre la Globalización y su impacto, dentro de un esquema más que positivo y esperanzador. Posteriormente un libro de Brian Griffiths comentando Centessimus Annus (Globalization, Poverty and International Development: Insights from Centesimus Annus, publicado en Argentina por Acton) complementaría de manera impecable este libro, suplementando el tema desarrollo y pobreza de la mano de una encíclica de la Iglesia Católica – tengamos en cuenta que Lord Griffiths, más allá de su cercanía con Uniapac, es anglicano.

La Vocación del Líder Empresario: Por primera vez la Iglesia le habla a los empresarios de manera clara y directa; gran documento, práctico y concreto, donde Uniapac tuvo una participación importante.

Hay libros de management, teorías, finanzas, etc, que también podría nombrar, pero creo que estos son los importantes desde un punto más profundo, no como herramientas sino como formadores de pensamiento y cosmovisiones.

Sobre el autor

Luis Bameule

Luis Bameule

Lic. en Administración de Empresas con un MBA en London School of Economics. Se desempeña en la empresa familiar tras el paso por diferentes compañías en Argentina y el mundo. Es Presidente de UNIAPAC Latinoamérica y Pro-tesorero de ACDE.

¿Cuál es tu opinión?