ACDE Hoy

“¿Por qué los argentinos vivimos divididos?”, analizado en el XXI Encuentro Anual ACDE

La profesora de la UCA y de la Universidad Austral, Paola de Delbosco, señaló que “la palabra diálogo significa razón entre dos, pero también quiere decir nexo, unión. El diálogo tiene el poder de juntar a las personas”, en el marco del XXI Encuentro Anual de ACDE, sobre “Hacia una Argentina Integrada y Plural”.

“Para el desarrollo pleno, las personas necesitan abrirse, asumir el riesgo, aceptar cierto grado de incomodidad con aquello con los que no está de acuerdo. Cuando nos animamos a abrirnos, debemos hacerlo desde una primera actitud profunda de humildad. No lo somos todo, no lo sabemos todo ni tenemos resuelto todos los problemas”, continuó.

Delbosco consideró que “el riesgo de abrirnos no se puede hacer sin audacia. El poder frente a quien piensa distinto no disminuye, sino que cambia de calidad y se exalta. Me expone ante situaciones que voy a tener que resolver. Me autoexijo una salida de mí misma. La audacia implica coraje, hacerle frente a las dificultades”.

“La alteridad es una prueba de nuestra finitud y es la única instancia de crecimiento. Para hacerlo hace falta asumir el riesgo de abrirse. Sin coraje no hay justicia”, completó.

Por su parte, el director de Poliarquía Consultores, Eduardo Fidanza, indicó que “una grieta física y la otra es social, la que nos interesa es del segundo orden. La grieta social son las diferencias entre los grupos”.

“Podemos analizar tres niveles de la grieta que podemos asimilar a géneros literarios: como psicodrama, es un juego catártico, un intercambio que puede ser hasta violento. En el psicodrama se dice llegamos al 80% de la tensión, no la consumamos”, agregó.

Fidanza continuó diciendo que “como drama, en eso tienen que reflexionar las élites. La grieta como drama evoca la imposibilidad de llegar a acuerdos y eso tiene efectos dramáticos para el país”.

Y completó: “Como tragedia, en la grieta siempre se juega la cuestión de la identidad. Una identidad recibe la del otro. La gran expresión de la grieta es que en este espacio no entra mas que una identidad. El otro que niega mi identidad, es un virus que enferma mi identidad y lo tengo que eliminar. Si además hay relación de poder se llega a holocaustos, matanzas”.

Por último, considero que “por suerte, podemos decir que la grieta como tragedia esta eliminada en Argentina, la superamos. La grieta como drama de las élites argentina que no se pueden llevar es la que debe retener nuestra atención y también el psicodrama que se vive a través de los medios”.

Por su parte, el crítico y ensayista, Alejandro Katz, subrayó que “la idea de la grieta nos dificulta hablar de lo que importa. Hay que restituir la densidad a los problemas y los problemas densos no se explican con palabras comodines”.

“No creo que el problema principal se la grieta. Tenemos problemas de coordinación de la colaboración, de relación con el futuro, de pensamiento y de imaginación política-social-económica”, agregó.

Katz hizo foco en la pobreza, a la cual calificó como un problema “moral”. “El problema político es la desigualdad, uno de los grandes problemas de nuestro país. Es productora de las diferencias más grandes que hay entre nosotros. No solo entre los que tienen y no tienen, sino en la forma de ver el mundo entre los que tienen y los que no tienen”, subrayó.

Por otra parte, consideró que “cuando discutimos estos problemas, quienes no comparten nuestro punto de vista son considerados como que están ubicados en el lugar equivocado de la historia. Pero si cambiáramos el escenario, podríamos decir que todos nosotros estamos en el lugar equivocado de la historia. Es una mala táctica política. En una elección hay cantidad de voces diferentes y todas ellas tienen partes de verdades. Confundimos triunfo con razón, éxito con verdad. Y esto no contribuye a ninguna solución”.

Y concluyó: “En la Argentina, todos llevamos a pastar más ovejas de lo que la realidad tolera. Los argentinos somos extractores de futuro. Somos depredadores de futuro. Creo que estos problemas son algunos de los problemas que deberíamos pensar”.

¿Cuál es tu opinión?