ACDE Hoy

Panel 3: «Economía Humana y Sustentable»

Escrito por Portal Empresa

XIV Congreso Latinoamericano de UNIAPAC

Un resumen del panel 3: «Economía Humana y Sustentable»

Durante el módulo de Economía humana y sustentable, la moderadora Anabela Aldaz, presidente de la Organización de Mujeres Empresarias del Uruguay, se refirió a que uno de los aspectos más palpables en los últimos años, ha sido la paulatina incorporación de un paradigma que conjuga distintas verticales de la sociedad, tales como la economía, el ser humano, la sustentabilidad, el medioambiente y el cuidado de los recursos, “que sabemos que cada vez son más finitos”.  En este nuevo escenario, Aldaz reflexionó acerca del hecho de que la tecnología desplazará puestos de trabajo en los próximos años y de cómo deben prepararse los líderes para que los colaboradores sigan aportando valor.  El profesor de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Matías Aránguiz, afirmó que la transformación del mundo del trabajo es un problema al que nos enfrentamos de aquí a 25 años. En ese período de tiempo, “un 65% de los puestos de preparación de comida desaparecerán, también los de aseo y limpieza, y los de construcción irán en la misma línea, así como otros trabajos que desempeñan las personas de menores recursos. Los pobres serán los más afectados con la incorporación de las máquinas”.  Asimismo, informó que un 58% de los CEOs piensa recortar empleos en los próximos 5 años, como consecuencia de los avances introducidos por la robótica.  “Otro estudio indica que un 75% de los puestos serán reemplazados por máquinas en 25 años en algunos países de Latinoamérica. Todos podemos ver el desastre que significará para la sociedad”, lamentó.  Como contraparte, Aránguiz explicó que, en la actualidad, un 31% de las empresas tienen problemas para encontrar trabajadores calificados en América Latina. “Sabiendo que hay una necesidad importante de formación, la pregunta es cuándo comenzaremos a reforzar este aspecto”.  El experto también se refirió a qué importancia le otorga la Iglesia al trabajo. “La Iglesia nos dice que el corazón de la cuestión social es el trabajo, la pregunta es cómo respondemos a esto. Es fundamental apostar a la formación, aumentar las capacidades de los trabajadores que ya están e invertir en los que no serán necesarios en el futuro, para que tengan habilidades que los hagan necesarios. Debemos educar y generar mayor valor agregado dentro de las empresas”, concluyó.  Impacto social. Por su parte, la gerente de Sustentabilidad del Banco Galicia de Argentina, Constanza Gorleri, centró su exposición en el camino hacia una economía sustentable, “en equilibrio con el planeta y el cuidado de las personas. Vivimos la revolución de la sustentabilidad”.  Para Gorleri, los roles de los directores de las compañías están cambiando y, desde su punto de vista, ese cambio tiene que desenvolverse en el marco de la especificidad de las empresas y de su identidad. “Las visiones estratégicas de las compañías empiezan a incorporar una visión aspiracional con miras a mejorar el desarrollo sustentable de la región”.  Por otra parte, la especialista profundizó acerca de las finanzas sostenibles, otra transformación reciente de la economía. “Se empieza a evaluar la concesión de créditos desde una perspectiva más sustentable, una mirada que suma al retorno el elemento del riesgo. Se trata de un verdadero cambio del paradigma, ya que se evalúa el impacto social de una propuesta además del retorno económico”.  “Esa apuesta a veces nos traerá retornos competitivos y otras veces no tanto, pero hay que animarse a dar ese paso para construir un mejor mañana. El sistema financiero se empieza a amigar con el bien común. Me emociona pensar en ese modelo tan disruptivo y a la vez tan necesario”, valoró.  

Experiencias en sustentabilidad. La directora de Estrategia e Innovación de Deloitte SLATAM de Uruguay, Mariella de Aurrecoechea, transmitió experiencias estratégicas de la empresa que dirige, para demostrar que la sustentabilidad es una realidad tangible.  “El tema de sostenibilidad lo tenemos muy asimilado a la estrategia. Tenemos la meta de impactar significativamente en nuestros clientes, nuestra gente y en la sociedad, porque tenemos mucho para devolver. En Deloitte estructuramos este sistema estratégico en tres pilares: WorldImpact, WorldClimate y WorkClass”, explicó.  WorkClass enfoca sus acciones en la sociedad, teniendo como objetivo promover la educación, el emprendedurismo y el empleo. “El desafío en América Latina para 2030, es impactar a 5 millones de personas. El año pasado, llegamos a 300.000 personas con estos programas. No queremos competir con la educación formal, sino aportar elementos que esta no posee”.  La directiva explicó que WorldClimate intenta minimizar los efectos nocivos del cambio climático, “que no es una opción, son miles de millones de opciones. Las acciones de cada uno cuentan. Cada uno de nuestros colaboradores cuenta, y así estamos intentando incidir en el cambio. Nuestros viajes corporativos representan los impactos más grandes. Este año,

 por ejemplo, no podemos exceder más del 40% en viajes de lo gastado antes de la pandemia. La pandemia nos enseñó a trabajar de otra manera, y eso nos ha permitido reducir muchísimo nuestra huella de carbono”.  De Aurrecoechea reflexionó acerca de que la pandemia dejó rezagos muy significativos en lo que refiere al daño en la salud mental de muchos trabajadores. Por ello, recomendó contemplar el otorgamiento de licencias especiales y apoyo psicológico en los casos en que se requiera. “Estamos viendo en la región que por suerte hay mucha liquidez. Ahora nos faltan proyectos y ser creativos como empresarios. Tenemos que desarrollar proyectos innovadores y crear valor. Por suerte el mercado financiero está haciendo el clic de que tenemos que invertir en estas acciones de triple impacto”, sentenció.

*Para leer el resumen completo del encuentro, hacer clic acá.

Sobre el autor

Portal Empresa

Deje su opinión

1 comentario